10 ideas para el día de la madre (y no todas te las puedo vender yo)

Ya se acerca el primer domingo de Mayo y os quería proponer unos cuantos regalos para el día de la madre, por aquello de que quizás vayáis flojos de ideas. Es una de las fechas que más me gustan, porque veo a mucha gente pensando en su madre y en como hacerla un poquito más feliz y mira, que me ablando, qué queréis que os diga. Aquí van mis sugerencias:

-Un vestido: quizás es arriesgado, más que nada porque comprar una pieza sin probar es más complicado, pero no es imposible. Y los hay aptos para todo tipo de siluetas.
-Un kimono: original y diferente, para animar los outfits más sencillos y una pieza muy primaveral. Y hay para todo tipo de madres, con estampados más discretos o más llamativos, esto ya dependerá de vosotros.
-Un collar: es un regalo bastante clásico, pero los hay que son muy originales y harán que os recuerde cada vez que se lo ponga. Ahora viene el buen tiempo y que empezamos a ir más destapadas, es la hora de rematar los outfits con complementos vistosos.
-Unos pendientes: yo personalmente no salgo de casa sin pendientes y si me veo sin a medio camino, soy capaz de volver atrás a buscarlos.
-Una tote bag, o si lo quieres rematar, una tote bag reversible, que son la novedad más rabiosa y es un regalo la mar de original, y no lo digo porque los haga yo, qué va.
-Un neceser: estos tienen el tamaño ideal para el maquillaje, para ir a la playa, para hacer una escapada, o sea, para todo.
-Un pañuelo: es como los bolsos o los pendientes, nunca están de más. Puede ser liso, estampado, de diversas formas y tejidos, pero son muy prácticos y siempre está bien ampliar la colección.
-Un taller de confección: es un taller de dos horas donde se llevará a casa una pieza confeccionada por ella misma. Y así la animas a coser, que es una afición muy terapéutica.
-Un masaje: es una de aquellas piezas en las que no pensamos nunca, pero siempre apetecen. Y será un momento para ella, que también se merece un descanso.
-Una comida: te la llevas a pie de playa (o de montaña) y allí hacéis una comida, que ahora hace buen tiempo y pasaréis un buen rato juntos, que el día a día se nos come y un rato de conversación siempre sienta bien.

Si después de leer este post no se te ocurre nada, ya no sé qué más puedo hacer por ti. Espero que tengas mucho éxito con tu regalo!

Imagen de www.pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *