Iconología del color

Cada color tiene un significado y resulta curiosos repasar su simbología. A través de los colores de nuestra ropa estamos dando mucha información, solamente habrá que ver algunos ejemplos.
A continuación, he preparado una lista de colores y su significado.
Blanco: representa pureza, ingenuidad, higiene y también duelo. Es un color que simboliza la limpieza, color de ropa de casa, de paredes limpias y, en referencia al vestir, tenemos el ejemplo de las novias, donde el blanco simboliza la puereza, aunque en la cultura musulmana también indica luto.
Negro:tristeza, dolor, en múltiples religiones es el color del luto. También es un color ligado a la elegancia y sofisticación en cuanto a la vestimenta, pero también es el color asociado a diversos movimientos radicales, cabe recordar que la bandera anarquista es roja y negra o si retrocedemos unos cuantos siglos la bandera pirata también es de este mismo color.
Amarillo: es el color del poder, y también de la mala suerte en el mundo del espectáculo. Hay una larga tradición de no salir vestido de amarillo en el escenario, ya que Moliere tuvo una hemorragia en el escenario vistiendo de este color y murió poco después (pero no en el escenario, sino en su casa)
Rosa: benevolencia. También es un color que muestra feminidad.
Verde: como dice el tópico, es el color de la esperanza, pero también de la inmortalidad y de la victoria.
Rojo: es el color de la pasión. Denota fuerza, ampulosidad, fastuosidad y si vamos de rojo no pasaremos desapercibidos, eso seguro.A mi personalmente siempre me ha llamado la atención que las novias chinas se casen de rojo y no solamente esto, sino que mucha de la decoración de la boda es de este color. Hace falta decir que actualmente las novias chinas modernas también optan por un vestido de novia occidental de color blanco o bien se casan de rojo,y para una celebración se cambian de vestido y optan por un vestido de color blanco. La globalización es lo que tiene.
Azul: denota frescor, reposo y pureza. También implica inteligencia y masculinidad. Si os fijáis, la mayoría de presentadores de noticiarios llevan camisas de este color, que también resulta bastante favorecedor.
Naranja: es el color que denota viveza, alegría e intimidad.
Violeta: muestra gratitud, litúrgia y ritualidad.

Los colores pálidos implican delicadeza y dulzor, aunque están exentos de pasión. Al contrario encontramos los colores intensos, que denotan energía, dinamismo, dureza y pasión.
Los colores cálidos dan proximidad y accesibilidad mientras que los fríos implican lejanía e inaccesibilidad.

Vector de Fondo creado por Harryarts (freepik.com)

Tipos de silueta

En función de nuestro tipo de silueta debemos vestirnos de una manera o de otra si queremos resaltar nuestros puntos fuertes y esconder los defectillos que tenemos. Aunque me gustaría destacar que siempre nos vemos más defectos de los que realmente tenemos. En la tienda mucha gente me cuenta complejos y puedo decir que muchas veces son imaginarios.
Aquí van los diferentes tipos de silueta:

SILUETA RELOJ DE ARENA: la silueta ideal, si es que hay alguna que lo sea. Define la silueta con curvas por excelencia y se caracteriza por:
– Los hombros quedan alineados con la cadera.
– El busto y la cintura bien definidos.
– Las nalgas torneadas.

Para vestirte tu cintura debe de ser el punto central de tu look. Tienes que realzar la silueta con prendas que sigan la linea del cuerpo. Vestidos, faldas y pantalones con la cintura marcada. Pantalones rectos. Faldas de todo tipo pero marcando la cintura con cinturones.
A evitar prendas que no tengan forma o que sean rectas.

SILUETA RECTÁNGULO
Se caracteriza por:
– Los hombros quedan alineados con la cadera y la cintura.
– Nalgas, abdomen y cadera muy poco definidos.
-Hombros rectos.

Para vestir tienes que definir la cintura y curvas. Prendas con la parte de arriba poco estructurada. Hombros redondeados y mangas abullonadas. Chaquetas por encima de la cadera. Tejidos con más caída en pantalones y faldas. Vestidos con la cintura abajo.
A evitar ropa ajustada y acentuar la cintura, no podemos marcar algo que no existe.

SILUETA TRIÁNGULO
La silueta triángulo se caracteriza por:
– Hombros estrechos (puede que caídos).
– El ancho de la cadera es más grande que el ancho de hombros.
– Cadera y muslos redondeados.
-Cintura definida.

A la hora de vestir, tienes que atraer la atención a la parte de arriba y suavizar las caderas. Chaquetas o camisetas con detalles en los hombros. Chaquetas con hombreras. Cintura alta. Pantalones sin bolsillos y faldas sin volumen.
Y a evitar pantalones pitillo,pantalones anchos,faldas o pantalones llamativos y/o estampados.

SILUETA TRIÁNGULO INVERTIDO
La silueta triángulo invertido se caracteriza por:
– El ancho de hombros es más grande que el ancho de cadera.
– Hombros rectos y cuadrados.
– Cadera y nalgas lisas, planas.
– Cintura poco definida.

Para vestir tienes que atraer la atención a la parte de abajo y suavizar los hombros. Chaquetas con lineas redondeadas. Blusas con lazo al costado. Pantalones anchos estampados, a la cadera, redondeados. Faldas claras, de color intenso o con motivos geométricos. Bolsillos, adornos, estampados en la parte trasera para añadir más volumen.
A evitar los hombreras y Blusas o tops con volantes. Nada de añadir volumen a la parte de arriba de la silueta.

SILUETA ÓVALO
La silueta óvalo se caracteriza por:
– Los hombros quedan alineados con la cadera.
– Hombros caídos.
– Cintura muy poco definida.
– Hombros, abdomen, cintura, cadera, nalgas y piernas tienden a la redondez.

Lo ideal a la hora de vestir es alargar la silueta y dar esbeltez. Vestidos y blusas con la cintura alta. Lineas horizontales en la silueta. Chaquetas estructuradas de hombros. Camisas y blusas con canesú. Tejidos finos pero con cuerpo y caída.
A evitar vestidos, faldas y pantalones con la cintura marcada.

 

Photo by Fancycrave from Pexels

La tonalidad:

La utilización del color va más allá de la simple respuesta: “este color me gusta”, se debe aprender a usarlo. Y a jugar con sus diferentes combinaciones.
Es muy importante conocer las formas físicas, así conocemos las ventajas y limitaciones, y de esta manera crearemos las ilusiones ópticas adecuadas.
Para descubrir qué colores te van mejor tienes que saber tu tonalidad dominante. Y la manera de saberlo es con el color de los ojos y del pelo como se describe a continuación.

Pelo y ojos claros: luminosa
Pelo y ojos oscuros: intensa
Pelo rubio rojizo o castaño rojizo: cálida
Pelo gris o tonos ceniza: fría
Pelo oscuro y ojos claros: clara
Pelo claro y ojos oscuros: suave
¿Como sabemos si el color es adecuado? Si nos ponemos una pieza en la parte superior del cuerpo y nuestra cara parece más iluminada es que es un color que nos favorece. También vemos que la piel parece más suave y que las imperfecciones se reducen. Los ojos destacan más y otra cosa es que se te ve más a ti que al color.
Si usamos un color que no es el adecuado tendremos sombras oscuras en la barbilla y el cuello, nuestras facciones se verán más desdibujadas y se verá más el color que la persona.
Las personas rubias con piel bronceada, según la teoría específica de los colores cálidos, establecen armonía con los colores marrones, beiges, amarillos suaves y verde botella.
Las personas morenas con la piel bronceada tienden a vestirse con colores fríos: azules, rosa, violeta, morados, blancos y negros.
En la cultura mediterránea prevale el gusto por el dorado y bronceado de la piel en verano y la blancura de la piel en invierno. Para resaltar uno y otro, utilizaremos colores en contraste con la luminosidad: oscuros en invierno y claros y vivos en verano.
Los colores pálidos, muy luminosos, dan a la figura humana un aspecto más angelical mientras que los colores intensos y oscuros dan a la figura humana un aspecto más extremado.

Imagen de <a href=’https://www.freepik.es/foto-gratis/cosmeticos-en-polvo-de-cerca_1204787.htm’>

Foto de Fondo creado por nikitabuida</a>

Los colores secundarios

En el post anterior, hablábamos de los colores primarios. En el de hoy, hablaremos de los colores secundarios, que son verde, púrpura, marrón y rosa.
De estos, el verde y el púrpura son menos frecuentes en la ropa que los primarios, especialmente en épocas conservadoras.
El verde, el color de la hierba y de las hojas, transmite calma y tranquilidad. El púrpura denota creatividad, además de indicar sensibilidad. El marrón proyecta estabilidad, seriedad y fraternidad.
El marrón muy claro o beige es el más neutro de todos los colores, el menos comunicativo. Y aunque ha vivido momentos de gloria con el nude que se ha visto tanto, no es un color demasiado favorecedor, aunque eso dependerá de nuestro tono de piel.
El rosa sugiere dulzura y empatía, reafirma la feminidad de la mujer. A mi personalmente es un color que me encanta y que no encuentro justo que tenga esa fama por el hecho que, durante muchos años, era el color con el que te vestían si nacías niña. Después ha evolucionado y es un color que acostumbra a estar presente en la moda en diversas modalidades.
Conociendo el significado de cada color, podrás adaptarlo a cada ocasión o necesidad. Y es que a través de los colores de nuestra ropa estamos comunicando un mensaje y una intención.

Imagen de Freepik.com