Siluetas destacadas

Las siluetas principales que nos ocuparan en este post son las siguientes:
-En forma de letra X: es aquella silueta que presenta un punto muy estrecho en el centro y tanto por arriba como por abajo es ancho. La cintura es muy ceñida y las caderas y hombros se destacan.
-Corte imperio: es el tipo de corte que desplaza la cintura hacia arriba, justo queda el corte bajo el pecho. Es el corte característico del estilo del Neoclásico. Es el corte que vino después que terminara la moda de los corsés, que tanto ahogaban a las mujeres durante tanto tiempo. En su momento, suposo una liberación. Muchas veces es un corte que nos recuerda los vestidos de embarazada, pero si va acompañado de un escote muy bajo puede resultar muy favorecedor.
-Silueta peplum: se caracteriza por un corte habitualmente en la cintura del que parte una pieza ligeramente ondulada, a media capa.
-Evasé: es el corte que, a diferencia del recto, se despega de los lados, de tal manera que una falda gana vuelo y presenta una forma acampanada.
-Asimétrico: es una silueta o pieza que presentan una asimetría, por ejemplo que de delante sea más corta que de detrás o bien que tenga un sola tirante y el otro hombro quede en el aire.
-Cocoon: forma que nos recuerda el capullo de una mariposa. Es una creación del diseñador Balenciaga y se usa habitualmente en abrigos.
-Oversize: es una silueta muy ancha, quedando las piezas muy anchas ya que tienen unas medidas superiores a las que tendrían que corresponder a la persona que las lleva.

Imagen de www.freepik.com

Tipos de escote en vestidos

Tipos de escote en vestidos:

Vamos a diferenciar entre diez tipos de escotes y las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos, para así poder saber qué nos conviene en función de nuestra silueta.

1. Escote en pico:
Este tipo de escote alarga el cuello, se adapta a los distintos tipos de busto y realza el pecho pequeño.
Se adapta fácil a cualquier tipo de hombro (ya sea fino o ancho).
Por el contrario, estrecha los hombros, acorta el torso y si el escote es muy pronunciado no nos irá bien si tenemos las caderas estrechas.

2.Escote de vestido redondo:
Este escote fija la atención en el pecho. Aumenta el pecho, ensancha hombros y alarga el cuello. Es adecuado para todo tipo de siluetas.
Lo malo es que ensancha la cintura; si lleva manga, aparentará unos hombros cuadrados o caídos y hace que tus brazos parezcan más gruesos.

3.Escote palabra de honor:
Los vestidos con escote palabra de honor son uno de los clásicos por excelencia. Lo fundamental de este tipo de escotes es que se ajuste al busto, sin oprimirlo pero sin que quede demasiado suelto.
Se adapta a todo tipo de siluetas, especialmente para aquellas mujeres con muchas curvas. Es el escote perfecto para hombros tanto normales como cuadrados y para brazos finos o gruesos. Realza el pecho y lo compensa con tu silueta y también realza las caderas.
Por el contrario, no favorece a los hombros caídos, ya que da una sensación de chepa.
Si tienes poco pecho, apuesta por escotes de palabra de honor en forma de corazón, no rectos, ya que realzará más tu pecho.

4.Escote barco:
Este tipo de escote toma este nombre porque parece la parte inferior de un barco. Pueden ser más o menos abiertos, mostrando más o menos hombro.
Es un tipo de escote que alarga el cuello y aumenta el pecho. También disimula la cintura, haciendo que parezca más estrecha. Realza la silueta añadiendo un par de centímetros de altura. Es perfecto para cuerpos triángulo invertido, rectángulo o reloj de arena.
Por el contrario, es un escote que ensancha hombros, si el escote es más ancho.Con manga larga, disimulará unos brazos anchos pero sin mangas, hará que tus brazos se vean más anchos.
Ensanchará tus caderas, pero si añades un cinturón bajo, las disimulará.

5.Escote asimétrico:
Los escotes asimétricos pueden ser muy distintos. Los más usados son aquellos que tienen una manga distinta de la otra. Es un tipo de escote que favorece a cualquier tipo de hombros.
Alarga el cuello, favorece a todo tipo de siluetas, ya que el toque asimétrico que proporciona a la silueta ayuda a disimular un pecho grande o pequeño y disimula brazos anchos.
Por el contrario, estrecha hombros, si una manga es más larga que la otra. También estrecha visualmente las caderas, por lo que si tienes un cuerpo de triángulo invertido no te irá muy bien.

6.Escote cuadrado:
Se adapta a cualquier busto. Si tiene mangas, disimulará unos brazos gruesos.
Por el contrario, ensancha hombros y acorta el cuello.
Para parecer alta, debes usar falda larga con este tipo de escotes. Realza las caderas, por eso ten cuidado con el tipo de falda que escojas, hay que evitar dar más volumen si no es lo que quieres.

7.Escote cruzado:
Este tipo de escotes son una apuesta segura. Se tiende a asociar este tipo de escote cruzado a tallas grandes pero no siempre es así. Es verdad que suele disimular un pecho grande, pero realza un escote pequeño también.
A su favor, realza un pecho pequeño, disimula un pecho grande, disimula cintura gruesa, armoniza la silueta, alarga el cuello, y suaviza hombros.

8.Escote halter:
Estos escotes van sujetos a la parte trasera del cuello, y dejan los hombros y parte de la espalda al descubierto.
Crea volumen en el pecho, disimula hombros estrechos y caderas anchas.
Como desventajas de este tipo de escote, aumenta el grosor de los brazos, ensancha hombros y acorta cuello.

9. Escote ilusión:

El escote ilusión va cubierto con una gasa, tul, seda o encaje. Material que destaca sobre la piel, de ahí su nombre fantasía o ilusión.
Es muy elegante y práctico, favorece a todo tipo de siluetas; si lleva mangas disimula brazos gruesos.
Por el contrario, ensancha hombros y acorta el cuello.

10. Escote de lágrima:
No es uno de los más usados, por lo que es muy original.
Realza el busto y disimula cintura.
Como desventaja, acorta el cuello y realza las caderas, por lo que si eres de cadera ancha no será tu escote ideal.

Imagen de www.freepik.com

El color estacionario

Los colores que nos rodean tienen un efecto sobre nuestro comportamiento. Por ejemplo, el color rojo aumenta las funciones vegetativas del individuo mientras que el azul oscuro produce un efecto relajante. El color nos puede producir agitación o bien relajación. ¿Te imaginas las paredes de un hospital de color rojo, verdad que no? Pero si hablamos de un club nocturno ya no lo encontrarás tan extraño.
En relación a las teorías del color en la imagen personal, en moda, siempre hemos visto que hay colores considerados de invierno y colores considerados de verano. Solamente hace falta fijarnos en las pasarelas, los colores que vemos en las colecciones de invierno difieren de los que encontramos en las colecciones de verano. Las tiendas también vamos cambiando de colores en función de las estaciones.

Primavera y otoño son para los colores cálidos y pálidos. Verano e invierno son para los colores fríos y tonos intensos. Si dividimos los colores en las cuatro estaciones del año nos quedará una cosa así:
-Primavera: coral, amarillo, salmón y verde.
-Verano: azul, rosa y verde esmeralda.
-Otoño: anaranjado, beige, marrones y ocres.
-Invierno: blanco, negro, azul eléctrico y fúcsia.

En referencia a las estaciones relacionándolas con el color de pelo y piel, nos encontraremos con lo siguiente:

Primavera: colores rubios con efectos dorados y piel clara de color ámbar. Tonos cálidos, pero suaves y pasteles, poco luminosos: salmón, verde caqui y naranja suave.
Otoño: pelo rubio con reflejos cálidos. Piel mate con mofletes rosados. Colores pálidos intensos y oscuros: rojos anaranjados, amarillos-dorados y verdes.
Verano: pelo ceniza, rubios o castaños. Piel clara, mate o un poco oscura. Tonos fríos y suaves: rosa, azul, verde y gris.
Invierno: pelo ceniza, negros, grises y blancos. Piel clara, mate y un poco oscura. Tonos fríos y poco luminosos: rojo, blanco, verde intenso, violeta intenso, gris, azul y rosa.

Imagen de freepik.com

La semana más difícil del año

La semana que va desde pasado San Juan al primer día de julio es la más complicada de pasar de la temporada. Como mínimo para mí, ya que la gente está esperando a las rebajas y viene a la tienda a mirar, pero no quieren comprar.
Si yo fuera una tienda mainstreem me daría igual, pero yo soy una tienda de barrio, pequeña y me cuesta muchos esfuerzos tener cosas originales y hacer una parte de la confección. Por esto cuando la gente me pide un descuento fuera de temporada o no te compran durante más de una semana porque esperan a que hagas rebajas no está de más hacer la siguiente reflexión: las tiendas pequeñas pagamos el alquiler y los autónomos cada mes y con mucho esfuerzo. Sin descuentos. ¿Por qué nuestro trabajo no vale nada? Es complicado oír aquello de “volveré cuando tu trabajo valga menos”.
Claro que hay gente que lo valora, pero no son los que más. De todos modos quiero pensar que esto es por ahora, pero no pierdo las esperanzas que algún día llegaréis a ser un ejército.
Yo no hago descuentos porque sí, ni tampoco fuera de la temporada marcada, porque encuentro que es una estrategia de marketing de las grandes cadenas, que confeccionan en sitios remotos del planeta donde la explotación está en el orden del día y la ropa que no venden , la tiran sin miramientos. Entonces no entiendo que a las tiendas pequeñas se nos trate igual. No tiene sentido.
No quiero que me quede un post negativo, pero sí que espero que sea combativo y que os lleve a reflexionar. Si todo el mundo compra en las grandes cadenas o por internet a empresas con sede social en paraísos fiscales, qué nos espera a los negocios pequeños?
Tengo que reconocer que lo llevo fatal, pero me tenéis que entender, no sentirse valorado duele un poco y resta mucha energía.
Si bien es verdad que esto viene porque hemos tenido una mala temporada porque no ha hecho nada de calor hasta hace dos días y, cuando ha empezado el buen tiempo, la gente ha preferido esperar a las rebajas. Y, aunque después de la tempestad siempre llega la calma, cuando nos encontramos mojados en plena tempestad nos sentimos muy pequeños.