Y ya van tres

Estos días estoy a punto de cumplir tres años con la tienda y ya sabéis que de vez en cuando me gusta hacer un poco de reflexión. Esta temporada ha costado un poco arrancar, aunque el tiempo nos acompaña porque de hecho, ha sido la primera castañada, en mucho tiempo, que hemos celebrado en manga larga. Pero todavía no sé qué pasó, si por el tiempo, o quizás el Black Friday, que noviembre ha estado un mes complicadito.
Tengo sentimientos contrapuestos hacia esta celebración del Black Friday. Por un lado, quiero vender, esto está claro, pero por otro lado no me convence esto de hacer descuentos constantes si al final estoy viviendo del margen. Tengo unos gastos fijos que me genera tener un negocio y no me hacen descuento por estar en una determinada fecha del calendario. Pero sorprendentemente la última semana fue una locura y lo rematamos con un Comercio en la calle este último domingo que, contra pronóstico, fue un éxito de ventas y también de visitas.
Durante estos tres años, he cocido a mucha gente que me encanta, los tenderos de mi barrio son ahora mis compañeros, he visto pasar a los Reyes Magos por delante de la tienda, he llegado a la cena de Nochebuena reventada, pero muy feliz de trabajar tantísimo durante el día, he convertido la tienda en una galería de arte por una noche, he vestido a dos novias y he cedido vestuario para un cortometraje. Ahora tengo previsto hacer presentaciones de colección y talleres de estilismo, así que deseadme suerte.
El otro día un amigo me preguntó si no era aburrido estar tantas horas en la tienda y la verdad es que no. Siempre hay cosas por hacer: a parte de tener la tienda organizada, me gusta tener las redes sociales actualizadas (estoy ligeramente enganchada en instagram), intento tener tiempo para coser un rato e ir confeccionando piezas y también escribo un post para el blog cada semana. O sea que a menudo me falta tiempo.

Psd de fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Tendencias de otoño invierno

Aunque soy partidaria de seguir el estilo personal de cada uno, me gusta estar enterada de las tendencias y adaptarlas a mi manera de vestir. Ya sabéis que el estilo de la ropa que yo tengo en la tienda no sigue las tendencias al pie de la letra, pero encuentro que vale la pena hablar de ellas en este post. Las tendencias que ya hemos visto en las pasarelas y que veremos en la calle (o no, que esto nunca se sabe) son las siguientes:

-Pantalones anchos y de tiro alto, que son los que más estilizan, así que estamos de enhorabuena. En cuanto a los estampados, bien chillones y también lisos en colores más clásicos como beige, negro o camel.
-Los trajes se llevan un par de tallas más grandes con estética oversize y marcando espalda ancha.
-Los cuadros mandarán y los estampados tipo pata de gallo y Gales, que ya se llevaron el año pasado, vuelven con fuerza.
-Animal print: y en todas partes, encontramos abrigos de piel artificial con estampado animal, chaquetas, faldas, vestidos, zapatos y hasta pendientes, que los tengo en el escaparate. Y en este estampado encontramos toda la selva: tigre, serpiente, cebra…
-Botas de cowboy: tendencia que nos llega del Norte de Europa y que estamos viendo combinado con vestidos midi. Son de los complementos que vuelven una y otra vez.
-Desaparece la estética monocolor en bloque, así podemos jugar un poco más con las combinaciones.
-El color marrón también es un clásico de esta época del año, aunque tal tendencia marca el marrón chocolate como protagonista.
-Rosa palo: el invierno pasado ya apareció con fuerza y parece que tenemos para rato. A mi es un color que no me puede gustar más, pero para gustos tenemos los colores.
-Lentejuelas: desaparecen los colores metalizados, pero las lentejuelas se mantienen. Y en looks de día, combinados con otras piezas que no sean de fiesta.

Imagen de www.pexels.com

Tipos de tejidos (segunda parte)

Seguimos con la descripción de los tipos de tejido que iniciamos en el post anterior:

Cashmere: es un tejido muy lujoso porque viene de unas cabras muy exclusivas. Ya sé que hace gracia el tema de cabra exclusiva, pero es una raza muy reducida, de aquí su alto precio. Normalmente se mezcla con otras fibras y se utiliza sobretodo la confección de cardigans, estolas y piezas de abrigo.
Tafetán: tejido originalmente de seda, con una superficie satinada y que parece un tejido arrugado. El aspecto es rígido y es una tela gorda, con tornasol metalizado o con otro color. También puede ser sintética y se utiliza para vestidos de fiesta.
Shantung: tejido que imita la seda salvaje en los nudos de la trama, con un acabado muy característico. Es sedoso, ligero y con una suferficie en relieve.
Organza: es similar al tafetán, pero más rígido y transparente. Lo vemos muchas veces en vestidos de novia.
Mikado: es un tejido de seda natural muy grueso, con una textura ligeramente granulada y mucho cuerpo. También lo encontramos en la confección de vestidos de novia.
Terciopelo: tipo de tela muy suave, con caída y brillantez variable si se pasa la mano por encima. Los hilos se distribuyen uniformemente, con pelo corto y denso. El buen terciopelo es de seda, aunque ahora mismo hay versiones de poliéster.
Pana:tejido grueso y de tacto similar al terciopelo, pero con un característico acabado en forma de rallas en relieve. Se fabrica en algodón y se usa para piezas de invierno.
Piqué: tejido fraccionado en doce hilos, normalmente usado con hilo de algodón, que se caracteriza por la mitad de los hilos levantados de cada sección cambia alternativamente en cada pasada.
Presenta un acabado en relieve en forma romboidal. Se usa en la confección de ropa infantil, pero hay una marca de polos con logo en forma de cocodrilo que hace la mayoría de sus piezas en este tejido.
Blonda: tejido formado por hilos de seda, algodón, lino, oro o plata, torcidos o trenzados. Hay diferentes tipos de blonda: chantilly, guipure, soutache…
Franela: es un tejido suave que se puso de moda con el grunge de los años 90. Es el tejido de la característica camisa de cuadros de leñador. Da calor, es resistente y durable.
Damasco: es el tipo de tejido en el cual por un lado la trama sirve de fondo y la urdimbre forma los dibujos y por otro lado se ve del revés. Se considera que la cara tiene el fondo brillante y los dibujos mate. Los dibujos son de tipo barroco, muchas veces de flores y animales en tonos dorados, en contraste.
Tartán: tipo de tejido de origen escocés (¿recordáis las faldas escocesas?).Suelen ser de color rojo o verde y normalmente se usa en invierno.
Paisley: motivo de tipo vegetal también de origen escocés (de aquí el nombre) y que presenta unas figuras redondas en forma de gota de agua. Es un estampado psicodélico y que tiene el origen en India.
Pata de gallo: tela gruesa con estampado bicolor que se caracteriza por la repetición de pequeñas figuras abstractas de cuatro puntas que parecen cuadrados partidos.

Tipos de tejidos (primera parte)

Hay muchos tipos de fibra, tanto naturales como artificiales que posibilitan la creación de multitud de tejidos con características diferentes.

Seda: fibra natural producida por los famosos gusanos de seda antes de terminar su metamorfosis. Tiene una textura suave y lisa, es una de las fibras naturales más fuertes y es sensible a la luz del sol, se debilita si se expone demasiado a la luz del sol.
Lana: fibra natural que se obtiene a partir de las ovejas. Es ignífuga y resistente. También es elástica y flexible y mantiene nuestra temperatura corporal.
Algodón: es un tejido hecho de la planta del mismo nombre. El algodón representa el 45% de la producción mundial total de fibras textiles. Es un tejido muy resistente, aunque hay diversas calidades. Para su fabricación se necesita mucha agua, por eso es más recomendable el algodón orgánico, siempre más respetuoso.
Satén: es un tejido hecho de algodón, brilla por la parte exterior, característica que se consigue con los hilos tramados. Se utiliza en corsetería, camisones y vestidos de noche.
Tweed: es el tejido característico de las chaquetas Chanel. Es un tejido de lana cálida, áspero y resistente.
Lino: se compone principalmente de celulosa y acostumbra a ser blanco o de colores claros. Absorbe mucho el agua, sin que al tacto se note húmedo. Se usa sobretodo en verano, ya que la fibra es buena conductora del calor y otorga cierta sensación de frescor.
Tul: tejido ligero, pero rígido que parece una reja pequeña. Normalmente se confecciona en seda de calidad. Hay liso y también bordado o trabajado, y también hay microtul, con la trama casi imperceptible.
Muselina: tela muy fina, con mucha caída y prácticamente transparente. Puede ser de tejidos naturales como seda, lana o viscosa y también tejidos sintéticos.
Crepe: es un tejido que se distingue por una superficie ligeramente granular y arrugada.
Georgette: tela semitransparente, con mucha caída. Originalmente, se confecciona de seda, pero también la encontramos en fibras sintéticas. Presenta una superficie ligeramente arrugada que se genera por la alternancia del hilado con fibras retorcidas.
Lycra: es una fibra sintética patentada, su nombre es una marca registrada, muy elástica.
Punto: es un método para tejer con lana , aunque a veces se utilicen también otros tejidos como el algodón. Muy elástico, que muchas veces se refuerza con elastán.
Poliéster: es un tejido sintético que proviene del petróleo. Se parece a la gasa o a la seda y es uno de los más usados por la industria low cost.