Mi 2018 como tendera

Cuando llega fin de año, ves que todas las televisiones empiezan a hacer resúmenes de las noticias y hechos que han pasado durante el año y me hacía gracia hacer un poco lo mismo, en formato más personal. Este 2018 empezó la mar de bien, con las rebajas, que siempre son un incentivo para la venta. Después del tsunami de Navidad y Reyes siempre va bien el tema de las rebajas. También me inicié con el tema de los talleres, que me apetecía mucho y la verdad es que van surgiendo con regularidad. Me gusta mucho pasar un rato con gente a la que le encanta coser y ver como se van la mar de contentas con una bolsa que se han hecho.
He participado en un programa de Barcelona Activa donde me han ayudado mucho a orientar la tienda hacia donde quería, la verdad es que contar con asesoría externa funciona muy bien, porque yo veo las cosas de una manera y contar con visiones externas que son diferentes a la tuya es muy refrescante. Gracias a este programa celebré el tercer aniversario de la tienda ofreciendo unos talleres de estilismo gratis para las diez primeras clientas que vinieran a pedirlo. También contraté a una ilustradora para que me decorara los cristales con motivo de la efeméride. También me he atrevido a hacer el primer showroom en colaboración con otra marca y la verdad es que, aunque pasé muchos nervios (no lo puedo evitar) fue la mar de bien. Y de cara al año que viene, quiero hacer alguno más, ya lo iremos viendo.
Con el Cor d’Horta también hemos estado bastante activos este año y una de las acciones que más me gustaron y que fue un éxito total fue una tarde donde, con la colaboración de una artista plástica, convertimos la tienda en una galería de arte por un rato. Y he cedido parte del vestuario para un corto que se ha hecho sobre el pequeño comercio. También he participado en los diferentes “Comerç al carrer” que hemos hecho y en la feria que se organizó en las Fiestas de Horta. Ya sabéis que a mi el tema ferias siempre me ha llamado mucho la atención.
Y con esto y las novedades que estoy preparando para el año que empieza la verdad es que pienso estar bastante entretenida durante el 2019.

Ciudades de moda

Hay ciudades que van más avanzadas que otras en moda, hasta con años de distancia, a causa de su mentalidad, cultura y predisposición natural. Si hablamos de Europa tenemos claro que las ciudades que marcan el ritmo en cuanto a moda son París, Londres y Milán. Las semanas de la moda de estas ciudades llenan las revistas con sus colecciones. Después hay las ciudades donde viajan los cazadores de tendencias, los conocidos como coolhunters. Son profesionales que se dedican a hacer previsiones sobre los cambios o nuevas tendencias en el mundo del diseño y la moda. Son personas formadas en arte, diseño, sociología y otras variantes que detectan las tendencias emergentes en todo el mundo y las analizan para adaptarlas al diseño. Y lo hacen a pie de calle, viajando por todo el mundo. Y las principales ciudades que marcan tendencias sociales y de consumo a nivel mundial son Londres, Tokyo y Nueva York.
Después hay ciudades denominadas “hot cities”, donde también se encuentran las ciudades americanas como San Francisco, Chicago, Boston y Los Ángeles. Esta última está viviendo un momento muy importante en cuanto a moda. Tiene diseñadores locales muy importantes como Jeremy Scott o Rodarte y hasta Heidi Slimane se trasladó allí en 2012 y dirigió Givenchy desde la ciudad de las palmeras, hecho que en Francia no sentó demasiado bien, como os podéis imaginar. Y hemos ido viendo como grandes firmas como Louis Vuitton, Dior y Stella McCartney han presentado sus colecciones en la ciudad. También han surgido marcas emergentes, ya que se ha ido consolidando un distrito de la moda donde las marcas se han instalado atraídas por las buenas condiciones económicas de montar una empresa. También hay que comentar que las principales blogueras del mundo han hecho las maletas y se han instalado en la ciudad, para trabajar desde allí. Son los casos de la italiana Chiara Ferragni y Kristina Bazan, que es de Bielorussia. Ahora veremos como evoluciona esta ciudad, que está viviendo un muy buen momento en moda y sonde surgen constantemente nuevas marcas.
Volviendo a las ciudades que son generadoras de tendencias, dentro del panorama nacional, Barcelona sigue siendo su principal fuente.

Imagen de www.pexels.com

Música: artistas que marcan tendencia

Considero que,actualmente, los artistas musicales están muy relacionados con la moda, son muchos los que marcan tendencia y también los hay que colaboran en colecciones con marcas de moda o directamente hacen sus propias colecciones. Estos días Rosalía es una cantante muy mediática que colabora con diseñadores de renombre y tanto en sus actuaciones como en los vídeos musicales se ve la importancia que le da a la moda, es una faceta más de su presencia artística.
Pero yo querría hablar de tres artistas que en su momento marcaron tendencia y que después marcaron estilo, con una gran influencia tanto en la pasarela como en la calle. Son David Bowie, Michael Jackson y Madonna.
Bowie fue el primero en atreverse con monos entallados con estampados de mil colores, botas de charol de colores llamativos y chaquetas con hombreras marcadas y solapas enormes. Givenchy en el año 2010 hizo la misma chaqueta rayada con las solapas que llevaba Bowie como Ziggy Stardust. Miu Miu en el año 2012 también se inspiró en “Life in Mars” para su colección (¿recordáis el traje azul turquesa con el maquillaje a conjunto?)
Michael Jackson marcó un antes y un después. Nos dejó la chaqueta militar decorada con pasamanería, el sombrero, el guante de lentejuelas y los calcetines blancos. Balmain en el año 2009 en su colección de otoño se inspiró fuertemente en el rey del pop.
Y finalmente, Madonna, que fue in icono de estilo en los años 80 y lo continua siendo cuarenta años más tarde, en una evolución constante. Durante la década de los años 80 fue la precursora de llevar el pelo despeinado, los labios rojos, minifaldas con leggins, medias rotas, tules y transparencias. Cruces, corsés y perlas formaban parte de su fondo de armario. En los años 90 evolucionó hacia símbolo sexual e incorpora vestidos ajustados y corsés diseñados por Gaultier, que le hace el vestuario para su “Blonde Ambition tour” del año 90. A partir de 2004 , coincidiendo con el disco “American Life” empieza a lucir looks más sencillos, pero con un estilo sexy y provocativo. Y así sigue, solamente hay que ver la importancia que da al vestuario en sus giras y actuaciones. Este año ha cumplido los 60 y continua en constante evolución, sin dejar de ser la Reina del Pop, en mayúsculas.

Imagen de www.freepik.com

El cine como generador de estilo

El cine es un medio que genera estilo, inspira tendencias, sirve de inspiración para firmas y muchas veces es un escaparate para diseñadores.
En algunos momentos de la historia, el cine y con posterioridad la televisión, han sido la principal fuente de referencia para la sociedad y de ello han surgido modas y tendencias.
La moda característica de los años 50 empieza el año 1947 con el estreno de “Gilda” y la mítica escena del guante, que no solamente suposo un escándalo si no que suposo un nuevo prototipo de mujer potenciado por dior.
La década de los 60 fue Brigitte Bardot quien marcó tendencia, dentro y fuera de la pantalla. En los años 70 fue la era de Tony Manero, personaje interpretado por John Travolta en “Fiebre del sábado noche” que puso de moda las camisas ceñidas y los pantalones de campana.
En los años 80, la televisión (sobretodo la americana) entra con fuerza y series como “Falcon Crest” o “Miami Vice” se vuelven referentes (en esta última, todos los hombres empezaron a llevar americanas arremangadas sobre camisetas de punto).
En los años 90, las series como “Melrose Place” y “El príncipe de Bel Air” son una gran influencia de nivel planetario. Cuando se estrenó “Matrix” en los cines suposo una revolución estética y los looks que aparecen en el film, looks en tonos negros y el cuero como tejido estrella acabaron llegando a las pasarelas y, posteriormente, en las calles.
Últimamente hay diseñadores de renombre que se han encargado de hacer el vestuario de películas, como el caso de Prada y Salvatore Ferragamo que se encargaron del vestuario y del calzado de Nicole Kidman en “Australia”, film de 2008. Prada también se hizo cargo del vestuario de la película “El Gran Gatsby”, estrenada el año 2013.
Durante los primeros añs del siglo XXI la televisión también se ha relacionado con la moda, como por ejemplo las series “Sex in the city” y “Gossip Girl”, las dos ambientadas en Nueva York y donde la moda que lucen sus protagonistas son prácticamente un personaje más.

Imagen de www.pexels.com