Diademas, el accessorio de temporada por muy poco dinero (y yo las hago)

Cuando hablamos de diademas también me refiero a adornos para el pelo. En la Semana de la Moda de París, Prada ha presentado su colección de primavera posicionando las diademas como uno de los complementos obligados de cara al buen tiempo. Aunque sabemos que en las pasarelas siempre vemos piezas extravagantes y que las diademas de satén de Prada eran realmente de tamaño maxi, esto querrá decir que los adornos capilares vuelven a estar de moda y que los podremos ajustar a nuestro gusto como más nos apetezca.
Ya hace tiempo expliqué que cuando empezaba con las ferias, un verano estuve trabajando en un mercado cerca de la playa y que se me ocurrió hacer turbantes. Y la verdad es que ese verano no vendí otra cosa. La gente salía de la playa despeinada y allí estaba yo, con mis turbantes bien coloridos, ayudando a las bañistas a poner el pelo en su sitio. No hace falta decir que tuve mucho éxito y que ahora tengo mis turbantes repartidos por medio mundo, ya que estaba en una playa donde la mayoría eran turistas extranjeros. Tomé nota y desde entonces, siempre hago turbates cuando llega el buen tiempo. Y los vendo cada año. Procuro hacerlos con telas vistosas y cada año tengo clientas que vienen a aumentar sus colecciones.
El año pasado vi que Amancio vendía unas diademas turbante con goma y le copié la idea. Y nuevamente, fue todo un éxito. Y al tener goma, encajan con más facilidad. Y ya me tenéis otro verano venga coser. Me sobraron unas cuantas que dejé en exposición en la tienda y ahora que parece que vuelve el buen tiempo, se ha vuelto a reactivar la venta.
Y hace unos días vino una clienta que quería que li replicara un modelos de turbante que usa para hacer deporte y que le va muy bien. Al principio pensaba decirle que no y ofrecerle mi modelo de siempre, pero miré la muestra que me trajo y me gustó bastante. Así que los hice y me pidió unos cuantos para sus amigas. Y es un modelo más sencillo que el del turbante que he hecho hasta ahora y este verano será el nuevo modelo.
Pensad que un adorno en el pelo sirve para arreglar un día de “bad hair day” y que hasta se ven en las bodas, novia incluída. O sea que ya sabéis, este año vendrán con fuerza. Aviso con tiempo!

Imagen de www.pexels.com

Como adaptar piezas de verano que tenemos en el armario cuando hace frío

Seguro que a mucha gente le pasa como a mí, que tenemos el armario lleno de piezas, pero creemos que no tenemos ropa o por el contrario siempre vamos vestidas iguales, tenemos cuatro conjuntos ya montados y con eso vamos tirando, mientras en el armario hay mucha ropa y poca rotación. Pues con este post espero dar unos cuantos tips sobre como alargar aquellas piezas de verano que nos encantan y que pensamos que solo nos podemos poner durante tres meses. Y no, les podemos dar una nueva vida.
Comenzaremos por el calzado, una de las piezas que más me gustan y que son versátiles tanto en verano como en invierno son las bailarinas. Las puedes llevar todo el año, las llevas con medias y las puedes alargar durante el entretiempo.
Los vestidos de flores son una pieza que siempre la encontramos durante los meses de primavera y verano. Y los puedes llevar con frío con un jersey de cuello alto debajo que combine con uno de los colores del vestido. También hay la opción de llevarlos con una rebeca, que es la opción más conservadora (y la que uso yo). Siempre recomiendo a los clientes de la tienda que tengan rebecas básicas en diferentes colores, que son una pieza para alargar tanto los vestidos como las partes de arriba de manga corta.
Si el vestido es corto, lo puedes combinar con botas altas y una chaqueta de cuero. Si es un maxivestido largo hasta los pies, aunque sean de tonos claros, los puedes combinar con botas y una blazer de color camel, por ejemplo, y será un look perfecto para el entretiempo.
Si tienes un vestido de tirantes lo puedes combinar con un jersey debajo o bien una camisa, así parecerá un peto. Y con un top de tirantes podremos usar un cardigan y con esto quedará convertido en un outfit bien invernal. Si queremos un look más serio, cambiamos el cardigan por una blazer y nos quedará más formal.
Los crop tops también se pueden combinar con una blazer o una cazadora de cuero tipo perfecto y los podrá usar en más ocasiones.
Un jersey oversize sobre cualquier vestido de verano le dará la vuelta.
También encontramos piezas comos shorts o faldas tejanas que las podemos llevar siempre, en verano sin medias y en invierno con medias y partes de arriba totalmente invernales, que siempre te verás bien.
Si quieres arriesgar, también puedes usar el vestido de verano como si fuera un top bien largo y ponerte vaqueros debajo, este último consejo sería para las más atrevidas, pero todo es probarlo!

 

Imagen de www.pexels.com

Maleta mini para una escapada de fin de semana

Cuando llegaron las vacaciones de verano escribí un post con ideas de como preparar la maleta perfecta y ahora debo tener ganas de fin de semana, porque se me ha ocurrido escribir sobre una maleta de cara a hacer una escapada de fin de semana.
Como iremos con maleta pequeña o bolsa de mano, no podemos llevar grandes pesos, así que tendremos que coger piezas que sean fácilmente combinables, y que nos ayuden a crear diferentes looks tanto de día como de noche sin obligarnos a llevar la maleta de los grandes viajes.
Creo que con dos pantalones vamos más que listas, unos vaqueros y unos pantalones negros serán más que suficientes. Para cada parte de abajo hay una regla no escrita de llevar dos piezas de arriba. Lo más práctico es vestir a capas, así que llevaremos un par de camisetas y dos jerseys. Sobretodo es importante jugar con las gamas de colores, que combinen entre ellos y que sean lisos, ya pondremos estampado en los complementos (acabo de hacer un spoiler).
Si es una salida de ciudad, llevaremos un vestido para cenar o para ir de fiesta que nos arregle un poco más. Y unos zapatos que combinen.
Para el viaje llevaremos los zapatos cómodos puestos, los vaqueros y la chaqueta o abrigo que llevemos. Y si llevamos alguna pieza que sea voluminosa tanto de ropa como calzado, la llevaremos puesta durante el viaje, así ahorraremos espacio en la maleta. Como queremos minimizar el espacio, pero queremos ser estilosas, tendremos que jugar la carta de los complementos, cogeremos pendientes bien vistosos para la noche y alguno de tendencia para los looks de dia. Y también llevaremos dos pañuelos estampados, para complementar que llevamos looks más lisos. Y así le damos una vuelta al look. Un par de anillos nos acabarán de redondear los looks y no ocupan prácticamente espacio.
Para viajes cortos, yo cojo el neceser del maquilaje al completo (una vez me lo dejé y fue como dejarse la cara entera en casa), y después el neceser del gimnasio para la ducha. Si tengo algún artículo que pueda cambiar por otro de pequeño formato o alguna muestra, hago el cambio y peso que me ahorro.
Esta maleta es la versión de fin de semana por ahora, que estamos yendo de cara a la primavera, pero que aún hace frío. De cara al verano ya haré un post para un fin de semana de playa, que hacer la maleta llenándola de bikinis siempre apetece.

Imagen de www.pexels.com

Looks de invitada con lo que ya tienes en el armario

Cada vez que nos invitan a una boda, ya sabemos que nos tocará rascarnos el bolsillo y muchas veces podemos encontrar un look perfecto con lo que ya tenemos en el armario.
Si tenemos una camisa blanca podemos hacer dos outfits donde la camisa blanca sea el elemento perfecto. El primero es con una falda larga, que puede ser lisa o estampada, combinada con cinturón y zapatos altos. Cuando se casaron los entonces Príncipes de Asturias, la invitada que causó furor fue Rania de Jordania, que llevaba un conjunto de Carolina Herrera que era precisamente esto, una camisa blanca y una falda larga. Desde entonces, esta idea se ha copiado hasta el infinito. La segunda versión es la camisa blanca con un pantalón palazzo, que son muy favorecedores. Hacen las piernas largas y estilizan la figura.Conseguirás verte las piernas más largas si lo rematas con unas sandalias de tacón.
Con una falda midi también puedes montar un look apañado de ceremonia. Tiene que ser una falda que sea un poco especial, porque en la parte de arriba pondremos un jersey (si la ceremonia es en invierno), una camisa y hasta una camiseta básica. Los zapatos tipo salón son imprescindibles en este outfit y tendrás que jugar con complementos de tendencia para rematar el efecto. Como estamos en 2019, pendientes largos y clutch con el color de la temporada.
Si tienes un dos piezas con pantalón, ahora es el momento de recuperarlo. En este caso, nada de camisas blancas que tampoco tiene que parecer que vengas directamente de la oficina. Un top lencero y unas sandalias de tacón y serás la reina de la fiesta.
Si aprieta el calor, ya se sabe que la mayoría de ceremonias son durante los meses de clima suave, puedes llevar los pantalones sin chaqueta y conjuntarlos con un top palabra de honor. Pelo recogido y sandalias de tacón y a correr.
Sí, soy consciente que he escrito varia veces la palabra “tacón”, pero en las ceremonias es un must. Con un poco de suerte, el detalle de los novios serán unas zapatillas.
Con un gasto mínimo en la zona de complementos (una bolsa de mano, unos pendientes largos y un collar vistoso) podemos convertir nuestro fondo de armario en un look de invitada perfecta.

Imagen de www.pexels.com

Instagram o como acabaré un una granja de “Proyecto Hombre”.

Estoy enganchada a Instagram, tengo que reconocerlo. Siempre lo miro antes de acostarme y por la mañana, después de la ducha, me gusta ver cuantos likes he acumulado durante la noche. Publico foto cada día y me encanta pensar qué fotos haré y cuando las publicaré. Tengo que decir que las fotos las publico prácticamente tal cual, que en temas de edición no me entretengo demasiado porque no quiero perder (más) el tiempo.
Tardé mucho en empezar y al principio no le hacía demasiado caso, pero cuando llegué a un número de seguidores que no estaba mal para un negocio como el mío, ya empecé a publicar stories mañana y tarde y una foto en la galería cada día. Y cuando llegué a tener ventas a través de instagram ya me enganché irremediablemente. La verdad es que es un ladrón de tiempo, pero qué bien te lo pasas cuando te lo pasas bien. Ahora aprovecho cualquier excusa para hacer fotos, siempre dentro del contexto de la tienda, todavía no estoy en plan influencer retransmitiendo mi vida por ig. Y creo que no llegaré a eso, pero ahora mismo no estoy para asegurar nada.
Creo que he llegado demasiado mayor para que mi autoestima esté ligada al número de likes, pero sí que es verdad que con instagram tengo pequeñas alegrías y también pequeñas decepciones. No hay que sufrir por mi autostima porque soy hija única y la tengo a prueba de bomba. Pero a veces cuando publico una foto a la que he dedicado un rato y le gusta a poca gente sí que me sabe mal.
También me han pasado cosas chulas, como tener un encargo y hacer stories del proceso de confección y que esto genere más encargos. Y también el hecho de estar conectada con la gente, que alguien te pida algo desde fuera del país y que tú se lo puedas hacer llegar. Y conocer a otra gente que está robando un negocio y crear comunidad. Hay infinidad de cosas positivas y la verdad es que no consigue cansarme. Creo que será una amistad bien larga.

Imagen de www.pexels.com

Básicos que no lo son tanto (y que han llegado para quedarse)

Ya hace tiempo que estamos viendo piezas que hace unos años estaban de moda y que ahora vuelven con ganas de quedarse.
Y las hay para todos los gustos, no os penséis. Para empezar, encontramos la riñonera, que ha vuelto cortesía de Gucci , pero ahora la vemos por todas partes. No hace falta decir que Amancio ha corrido a hacer una tirada larga y ahora tenemos riñoneras hasta en la sopa. Ahora bien, mejor si la llevas cruzada sobre el pecho, que te verás más fashion. Estoy pensando en hacer alguna, que es una pieza que no he hecho nunca y a ver cómo me quedaría. Seguiré informando.
Las botas de cowboy también han vuelto, o sea que si no tiraste las tuyas que se pusieron de moda allá por los 90, eso que te llevarás, que irás a la última sin mucho esfuerzo. Se llevan tanto de un color como de dos y en las editoriales de moda las podrás ver en formato botín.
Una shopping bag, si puede ser de firma mejor. A mi la que me gusta de toda la vida es la Neverfull de Louis Vuitton. Sí, se ve la imitación por todas partes, pero a mi me ha robado el corazón, y sé que algún día la tendré, aunque me pase lo que queda del mes comiendo acelgas.
Un vestido de canalé, además ahora los encontramos de verano e invierno. Los de verano se ajustan más a la silueta y marcan todos los defectos, pero los de invierno son como un jersey largo y favorecen a los diferentes tipos de cuerpo.
Los pantalones de punto, tanto de verano como de invierno, son una pieza extremadamente cómoda, que si combinamos con diversos básicos podemos crear un look todo terreno que nos hará sentir muy confortables. Si bien es una pieza más de verano, este año lo hemos visto en formato invernal vistiendo a las influencers de Instagram. Los jerseys cortos, que llegan más o menos a la cintura y que son muy cuadrados, ya que acostumbran a ser anchos. Hasta una de las marcas que tengo en la tienda, Pepa loves, que no acostumbra a seguir las tendencias, hace dos años que repite patrón y tengo que decir que cada año se agotan.

Imagen de www.pexels.com

Los vaqueros

Son una pieza que siempre está en nuestro armario y que no pasa nunca de moda. Es cierto que cambian los modelos, se ponen de moda los tejanos estrechos, después de campana, ahora vuelven los “mom jeans”. cintura alta, cintura baja,largos hasta el punto de arrastrarlos, cortos para enseñar los tobillos…si miro atrás, he llevado tejanos toda la vida y no me canso de llevarlos. Recuerdo que durante la época de la universidad llevaba unos que los arrastraba por detrás y se me acabaron rompiendo. No hace falta decir que a mi madre, modista de profesión,le parecía un atentado estético.
Y me parece que el hecho de que haya diversos estilos tan diferentes hace que cada persona pueda elegir los que más le favorecen, sin dejar de seguir las tendencias.
Estos días de frío los podemos combinar con un jersey de lana bien colorido. Lo rematamos con unos botines y ya tenemos un look todo terreno y que cumpla la norma de las tres piezas.
Ya hace unas cuantas temporadas que veo que quieren que nos pongamos los vaqueros blancos en invierno y tengo que decir que si los combinamos con un jersey de lana colorido que lleve el color blanco no lo veo tan mal.
El look clásico de camisa masculina blanca con tejanos y una blazer no falla nunca, tampoco. Ya dejamos la nota de color para un pañuelo o para un bolso de tendencia.
Una muy buena combinación es con una camisa vaquera, tienes un look moderno, de tendencia. La primera vez que lo probé me pareció que iba vestida de mecánico, pero es un look informal que me ha dado mucho juego. La única condición es que te guste el color azul, claro.
Una sudadera y unos vaqueros nos servirá para un look más relajado, ideal por si tenemos que viajar, por ejemplo. Y si buscamos un outfit un poco más arreglado, añadimos una camisa blanca debajo.
Es una pieza que la puedes llevar todo el año, en verano hay la versión shorts que es más informal, ideal para la playa y las vacaciones.
También es ideal para el entretiempo, en aquella época que todavía no puedes ir sin medias pero no acaba de hacer calor, pero con medias te ahogas. Especialmente en primavera, que todavía no has tomado el sol y te da vergüenza enseñar las piernas tan blancas.

Imagen de www.pexels.com

Tendencias de primavera 2019

Aunque estamos muertos de frío, ya hemos visto las principales tendencias que nos pondremos de cara a primavera. He dividido el post en dos partes, primero enumero las tendencias en cuanto a formas y después hablaremos de los colores de los tejidos que están de moda.

-Vuelven los vestidos lenceros (como si nunca se hubiesen ido).
-Siguen los monos, una de las piezas que nos encanta cuando llega el buen tiempo. Volveremos a ver la versión pantalón largo y la versión pantalón corto.
-Zapatos planos: cada verano vemos que bailarinas y sandalias planas son un must.
-Looks retro de los 70 a los 90:todo vuelve, eso lo tenemos que tener claro. Pantalones de campana y “mom jeans” vuelven a nuestros armarios para quedarse.
-El pantalón ciclista, ya hace tiempo que los estamos viendo y aunque no son muy favorecedores, es una tendencia que se está consolidando. Quizás lo tendremos que añadir a las tendencias “ugly”.
-Looks working girl, que ya se han empezado a ver en las pasarelas. Se llevan los trajes, hasta con pantalón corto, tipo bermudas.
-Volantes, un arreglo que aporta movimiento a la pieza. Los veremos por todas partes.
-Animal print, que ya comentamos cuando volvieron que lo habían hecho para quedarse. Este año he tenido en la tienda hasta pendientes de animal print.
-Siguen los looks monoblock en blanco o en negro: si no te quieres arriesgar, es una manera de vestir que siempre resulta. Y el blanco no olvidemos que siempre nos recuerda el verano, el sol y el mar.
-Denim y militar como estampados estrella.
-Colores tierra, con el camel como color destacado. Son colores que son muy fáciles de combinar y resulta muy fácil acertar si los incluyes en tu día a día.
-Seguimos con los cuadros que volvieron en otoño, los seguiremos viendo y los seguiremos vistiendo.
-Estampado de flores: cada primavera vuelven a nuestra vida, de una manera u otra, y a las pasarelas se han visto de todas las maneras: grandes, pequeñas, bordadas…

Foto de fondo creado por javi_indy – www.freepik.es</a>

Looks fáciles para esos días que no sabes qué ponerte

Muchas veces cuando nos levantamos no tenemos un buen día y nos cuesta mucho pensar qué ponernos. No sé vosotras, pero yo el día que no me gusta como voy vestida tengo peor humor que si me veo bien. Pasa lo mismo con el pelo, un “bad hair day”nunca empieza bien. Por eso es importante contar con algunos tips para vestirnos fácil, rápido y bien.
-Tejanos: esta pieza comodín que nos sirve para todo. Es informal, pero dependerá de como organicemos el resto tendremos un resultado u otro. Si queremos un look más serio podemos combinarlo con una camisa masculina y una blazer y ya lo tendremos. También tenemos la versión más deportiva con una sudadera y unas deportivas, ideal para un aperitivo de domingo.
-Vestido negro: si tienes un día de esos que tienes muchas cosas y que no pasarás por casa a cambiarte, coge el little black dress que tienes en el armario y ya lo tendrás medio arreglado. Con una chaqueta y unos tacones tienes un look de arreglar y con bailarinas y una rebeca conseguirás un tono más desenfadado.
-Camisa blanca y pantalón negro, que puede parecer un look de uniforme, pero que nos ahorrará muchos dolores de cabeza. Será nuestro look base, si desabrochamos un par de botones de la camisa y añadimos un collar vistoso ya tendremos un look con personalidad. Y si le queremos dar un toque diferente, añadimos un cardigan de color camel y los zapatos de animal print, y ya tendremos un segundo look todo terreno acabado.
-Tejanos y camiseta: aquí tendremos que jugar un poco con los complementos, hacer un nudo en la cintura con la camiseta, llevar un bolso que no sea de color negro, usar algún pañuelo, las opciones se multiplican en función del resultado que queramos obtener.
-Un mono: con una sola pieza ya estaremos vestidas, mejor si es lisa ya que así podemos jugar con los complementos. Es importante seguir esa regla no escrita de las tres piezas: si el conjunto te queda anodino, prueba una tercera pieza, como por ejemplo un cinturón, un chaleco o un pañuelo estampado.

Imagen de www.pexels.com

Tips de estilista que animan cualquier outfit

En este artículo he reunido diez características que todos sabemos, pero que no está de más que nos recuerden. En moda, como en tantas otras facetas, ya está todo inventado, pero con cuatro ideas bien encaminadas podemos ir bien vestidas cada día del año.
-Crear un conjunto que te favorezca para usar de comodín en esos días en que no quieres perder tiempo pensando qué ponerte.
-Menos es más: si cuando estás a punto de salir de casa te ves demasiado recargada, prueba de quitarte alguna pieza.
-La regla de las tres piezas: procura llevar siempre tres piezas, que muchas veces nos pensamos que con un vestido ya lo tenemos todo resuelto, pero si buscamos personalidad tenemos que jugar con los complementos.
-Destaca los puntos fuertes de tu silueta: mira de potenciar tus puntos fuertes jugando con piezas que encajen con tu silueta. Hay mucho tipos de siluetas diferentes y no todo favorece por igual.
-Compensa la silueta: si vas ceñida por la parte de arriba, que la parte de abajo sea ancha y al revés , es un truco clásico, pero intemporal y que sigue funcionando.
-La largura de la falda tiene que ser inversamente proporcional a la altura de los tacones: falda corta-zapato plano y al revés.
-Normalmente combinamos una pieza estampada con otra lisa, pero si queremos combinar estampados diferentes, que sean de la misma gama cromática.
-Invierte en complementos: un bolso lo llevaremos mucho más que una falda, así que nos toca rascar el bolsillo y comprar piezas atemporales, pero con personalidad.
-Un look monoblock en cuanto al color siempre nos diferenciará del resto. No solamente nos estilizará , sino que será un look con personalidad.
-Multiplica las opciones de combinar las piezas de tu armario: hay piezas de verano que puedes llevar en invierno y piezas de noche que puedes usar de día. No hace falta tener mucha ropa, sino saberla combinar.

Foto de fondo creado por senivpetro – www.freepik.es