Cambio de armario

Mira que he tenido tiempo durante el confinamiento de ver el docureality de Netflix de Marie Kondo y ni se me ha ocurrido, la verdad. En este post os daré algunos tips de como hacer el cambio de temporada de invierno a verano, ya que este año nos hemos saltado la primavera, prácticamente de golpe. Pero como son tips muy generales, se pueden aplicar a cualquier época del año.
Primero de todo, hacer limpieza del armario de invierno. Hemos de decidir qué queremos conservar, qué queremos tirar y qué queremos renovar. Con esto último me refiero a los básicos que nos son imprescindibles, pero que los tenemos un poco destrozados. Esto va destinado a camisetas blancas o de colores lisos o tejanos, serán las piezas que necesitaremos comprar.
Después tenemos que escoger entre lo que queremos conservar y lo que no. Es una decisión difícil desprenderse de parte del armario, especialmente si tenemos implicación sentimental con la ropa: aquel vestido del día de la boda de una buena amiga, aquella camisa que estrenamos el primer día del nuevo trabajo y que nos trajo suerte, aquel vestido que nos compramos por si adelgazábamos y nunca pasó…en fin, hay mil cosas que nos atan a las piezas, por eso aconsejo que si es posible esta parte de la limpieza nos la haga una tercera persona. Es arriesgado, pero de esta manera vemos que quedará una limpieza a fondo, ya que una persona de fuera no tiene implicación sentimental con las piezas y no dudará en seleccionar con un criterio objetivo.
Una vez seleccionado, dentro de lo que se ha quedado en el montón del no, tenemos que hacer tres grupos: el que podemos dar (siempre y cuando esté en buen estado), el que queremos vender (hay muchas app donde vender la ropa que no nos ponemos y que está en buen estado) y lo que queremos tirar (porque ya no es una pieza de ropa, es un desecho).
Una vez tenemos el armario limpio, es aconsejable montar unos cuantos looks, que así veremos el partido que podemos sacar de nuestro armario y sobretodo, así nos daremos cuenta de lo que nos falta. Y otra regla que podemos seguir es tres piezas de arriba por cada pieza de abajo.
Y así despacio construimos nuestro armario. Si lo hacemos temporada tras temporada, veremos que cada vez tenemos un armario más completo y que nos hace falta para añadir menos piezas.

Foto de www.pexels.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *