Como vestir para una entrevista de trabajo

Si bien lo más importante es pasar la entrevista con el mejor resultado, también el hecho de ir bien vestido será un plus y los entendidos dicen que tenemos 7 segundos para causar una buena impresión. Lo primero es saber donde vamos, si es una consultoría podemos ir más neutros, podemos añadir una nota de color en los complementos, pero sin extravagancias.
Ahora diré unas cuantas obviedades, pero que no estarán de más: nada de minifaldas demasiado cortas o bien ir con tejanos a una entrevista, seguro que tenemos unos pantalones negros que nos harán salir de la zona jean. No hace falta pasarse con el maquillaje ni con el perfume, vale más no llegar que pasarse. Y nada de ir cargadas con bisutería, más vale ser minimalista, por prudencia. Y las uñas arregladas, con tonos neutros, quizás la manicura francesa está más que indicada.
Como que el color es importante, podemos empezar por aquí. El rojo es un color sexual, así que mejor si lo desterramos y nos decantamos por azul que indica que somos de fiar (solamente hace falta ver los presentadores de televisión de qué color van) o el marrón, que es un color que denota seguridad. El blanco es un color que denota sinceridad y el negro lo tenemos asociado al lujo, pero denota que la persona que lo lleva es reservada y que puede ser un líder. El amarillo es el color de la creatividad, así que si vamos a una agencia de publicidad ya sabemos de qué color nos tenemos que vestir. El rosa es un color muy empático, así como accesible. El lila es un color que muestra ser sensible, pero que apaga, así que mejor si lo evitamos. El verde es un color intermedio, que denota tranquilidad y armonía.
Antes con un conjunto neutro ya íbamos bien,pero imagínate que vamos a una tecnológica, tendrá que jugar con el punto un poco más sport, pero sin pasarte. Si no vas a Sillicon Valley ni te entrevista Mark Zuckerberg, valdrá más olvidar ir a la entrevista en zapatillas deportivas, pero sí que puedes jugar con complementos más sport. Los zapatos mejor que sean cerrados, si queremos enseñar los dedos no hay problema, pero tendremos que tener los dedos bien arreglados y las uñas bien discretas, nada de una uña de cada color ni nada por el estilo.
También es importante que vayamos cómodas, antes de estrenar ropa que nos haga sentir inseguros o nada que nos distraiga de nuestro objetivo, que es el de superar con éxito la entrevista.

Imagen de www.pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *