Cosas que han llegado para quedarse vs cosas que ya puedes tirar al contenedor

Una de las cosas que más me gusta de las revistas femeninas es que cada temporada me encuentro uno de esos artículos que escriben muchas veces sobre las tendencias que ya se olvidan versus las que han llegado para quedarse. Y muchas veces no coinciden con los gustos, ni con lo que vemos en la calle.
Pues hoy haré una propuesta similar, diez cosas que sí y seis que no, según mi criterio, claro.
En la lista del sí tenemos los escotes cuadrados, que son muy favorecedores y que han llegado para quedarse. Queda encajado, y hace un escote superbonito. Las mangas abullonadas también han entrado con fuerza, cosa que nos leva al uso de la organza como tejido estrella de esta temporada. Los cuadros vichy son uno de los estampados que vienen cada cierto tiempo y siempre es de agradecer porque sientan la mar de bien ( y a mi, me encanta). Otro must de temporada son los monos y los petos, que hace que a la hora de vestir, solamente pensemos en una sola pieza y ya lo tendremos. Los vestidos y faldas cruzadas son un must, también, quedan bien en todo tipo de silueta y y prácticamente todas las tallas, especialmente en aquellas con más curvas. En cuanto a sus tejidos, el satén como tejido que ahora se ha convertido en todo terreno, que la verdad es que antes era un tejido de noche, pero ahora se encuentra en todo tipo de looks. Y el plumetti, que le pasa lo mismo, que ahora se encuentra en todas partes, cuanto antes era un tipo de tejido más festivo. Para acabar de rematar, los bañadores asimétricos continúan su reinado, ahora también se combinan con piezas de vestir como si fuesen tops.
En cuanto a las cosas que más vale olvidar, la bisutería con conchas, que ya hemos llevado conchas hasta en las sandalias y ya está, no queremos más. Y qué me decís, de los pasadores del pelo? No tenemos cuatro años, desgraciadamente o no, por tanto, ya no nos hace falta recoger el pelo con pasador, aunque sea lleno de perlas. Mis oraciones han sido escuchadas y (por fin) alguien ha entendido que las mallas de ciclista no tendrían que haber salido de las clases de spinning. La tendencia cut out, es decir, cortes por todas partes, no se ha acabado de imponer nunca del todo y ya la podemos olvidar, solamente era apta para determinados tipos de silueta. Los colores neón también nos han abandonado (afortunadamente) porque alguien se debe haber dado cuenta de que no favorecen mucho y claro, así, es difícil, qué queréis que os diga. Las ugly sneakers, que fue una cosa de Balenciagga en un principio, no han acabado de arrancar y yo que me alegro, porque aquellos zapatones no favorecen a nadie.

Imagen de www.pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *