El cine como generador de estilo

El cine es un medio que genera estilo, inspira tendencias, sirve de inspiración para firmas y muchas veces es un escaparate para diseñadores.
En algunos momentos de la historia, el cine y con posterioridad la televisión, han sido la principal fuente de referencia para la sociedad y de ello han surgido modas y tendencias.
La moda característica de los años 50 empieza el año 1947 con el estreno de “Gilda” y la mítica escena del guante, que no solamente suposo un escándalo si no que suposo un nuevo prototipo de mujer potenciado por dior.
La década de los 60 fue Brigitte Bardot quien marcó tendencia, dentro y fuera de la pantalla. En los años 70 fue la era de Tony Manero, personaje interpretado por John Travolta en “Fiebre del sábado noche” que puso de moda las camisas ceñidas y los pantalones de campana.
En los años 80, la televisión (sobretodo la americana) entra con fuerza y series como “Falcon Crest” o “Miami Vice” se vuelven referentes (en esta última, todos los hombres empezaron a llevar americanas arremangadas sobre camisetas de punto).
En los años 90, las series como “Melrose Place” y “El príncipe de Bel Air” son una gran influencia de nivel planetario. Cuando se estrenó “Matrix” en los cines suposo una revolución estética y los looks que aparecen en el film, looks en tonos negros y el cuero como tejido estrella acabaron llegando a las pasarelas y, posteriormente, en las calles.
Últimamente hay diseñadores de renombre que se han encargado de hacer el vestuario de películas, como el caso de Prada y Salvatore Ferragamo que se encargaron del vestuario y del calzado de Nicole Kidman en “Australia”, film de 2008. Prada también se hizo cargo del vestuario de la película “El Gran Gatsby”, estrenada el año 2013.
Durante los primeros añs del siglo XXI la televisión también se ha relacionado con la moda, como por ejemplo las series “Sex in the city” y “Gossip Girl”, las dos ambientadas en Nueva York y donde la moda que lucen sus protagonistas son prácticamente un personaje más.

Imagen de www.pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *