La semana de la moda de Milan

Todos los que seguís Instagram más o menos al día, os habréis dado cuenta que estos días han sido las semanas de la moda de Milan, Londres, París y Nueva York. Además, hace un tiempo que en los desfiles se dejan ver las influencers en el front row de las firmas y que lo van retransmitiendo todo minuto a minuto. Esto , y el movimiento de street style que generan es una fuente de publicidad impagable. Y me parece muy bien que participen y que enseñen los desfiles en directo, desde otro punto de vista. Recuerdo que cuando estudiaba estilismo empezaban los blogs de moda y mi profesora decía que eran unas recién llegadas y que no durarían nada. Pues mira, se equivocó.
En la semana de la moda de Milan se han visto unas cuantas tendencias que formarán parte de las colecciones de invierno 2020-21.
Prada vuelve a la sastrería reinventada, con blazers y faldas lápiz, pero con materiales nuevos, como acolchados, gomas o vestuario de basquet.
Moschino con Jeremy Scott sl frente (tengo debilidad por este diseñador, me parece muy original y con una capacidad de trabajo estratosférica) se ha inspirado en Maria Antonieta y el rosa ha inundado su colección.
Fendi ha optado por las piezas de sastrería, los abrigos de oficinales del ejército , pero acampanados, los jerseis rizados, faldas acordeón y las blusas de organza han completado una colección de grises y neutros.
Gucci ha optado por volver a los años 70, pero también con superposiciones y toques de estética grunge, que parece que vuelve (otra vez).
Jill Sandler continua con su estética minimalista, jugando con capas de ropa y usando tonos neutros y colores donde predominan el blanco, el negro y el crudo.
Alberta Ferretti ha creado una colección de ropa de día. Predomina el color negro, pero también hay toques de color y delicadeza en topos y vestidos fluidos y con tonos vibrantes.
Max Mara ha hecho una colección para la mujer que trabaja en una oficina y donde el camel ha dado paso al color gris.
Versace acostumbra a ir por libre y continua en su línia con chándals con grandes cremalleras, abrigos militares y vestidos con cortes por todadspartes, marca de la casa.
Bottega Veneta va del clásico al moderno en un giro des que ha cambiado su dirección, con Daniel Lee al frente. Y una vez más, fueron los accesorios los protagonistas de la colección.

Imagen de www.pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *