Los años 60

El clásico estilo New Look llega a su fin y más cuando muere su creador, Christian Dior. En el año 1964 Mary Quant incluye por primera vez la minifalda en su colección de verano. Fue una revolución, pero también muy criticada. De todos modos, muy pronto se incluyeron minifaldas en todas las colecciones. La falda ya no cubría las rodillas y fue Jackie Kennedy quien la popularizó. Una diseñadora que nunca aceptó la minifalda fue Coco Chanel, que durante esta década creó su clásico vestido de dos piezas que aún hoy se considera imprescinsible para cualquier mujer elegante y que se ha imitado hasta la saciedad por marcas mainstreem y por modistas de todo el mundo.
Durante esta década, manda el prêt-à-porter, mejora la situación económica y esto hace que la moda viva un gran momento. Es en este momento cuando se empieza a ver a diferentes generaciones que quieren vestir igual. Hasta los años 50 estaba muy diferenciada la manera de vestir por edades, pero en los 60 todo el mundo abraza el estilo juvenil. Uno de los iconos de la época viene de Francia y es Brigitte Bardot, que después se ha visto que no ha sabido adaptarse al paso del tiempo. Todo el mundo quería llevar el pelo (bien crepado) y los ojos (bien marcados) como ella.
En el año 62 nace el movimiento ye-ye, donde se pasa del estilo juvenil a vestidos tipo princesa o imperio, escotes redodos y manga corta, tipo escolar.
Las piezas se separan del cuerpo y los vestidos baby doll son los más populares. Desaparecen las costuras de las medias, los sombreros adoptan un aire campestre y los bikinis son cada vez más pequeños, como los que llevamos actualmente.
Las líneas son muy efímeras, las tendencias cambian y la moda se agiliza en respuesta al mercado.Un par de movimientos que podemos destacar de esta época es el Op Art y el Futurismo.
El primero corresponde a un movimiento artístico abstracto donde combinan blanco y negro y forman estructuras repetitivas, como si fuera un tablero de ajedrez.
El futurismo fue el movimiento de líneas marcadas donde destacaron Courreges y Paco Rabanne, fue una corriente que auguraba un mundo mejor, más racional, pero también más creativo.

En cuanto a la moda masculina, no hay grandes novedades, los hombres van con dos piezas y en verano se ponen de moda las camisas y polos Fred Perry y Lacoste, que cincuenta años después, no han cambiado demasiado y continuan siendo un clásico de moda.

Imagen de www.freepik.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *