Los encargos (handmade)

Cuando empecé con la tienda no pensé que los encargos me acabarían gustando tanto. Si bien es verdad que desde el principio tuve claro que no haría ropa a medida (y mira que he recibido proposiciones!), cosa que mantengo, los encargos la verdad es que me dan mucha vidilla. De los modelos que confecciono normalmente tengo todas las telas, pero no todas las tallas, así que muchas veces la clientela me encarga una pieza de su talla que no tengo confeccionada. O bien alguna tote bag que no tengo disponible en aquella tela tan especial. O la clienta que me compra una tote y que quiere el neceser a conjunto y que en ese momento no lo tengo. O compran la falda y también quieren la bolsa a conjunto (y yo encantada, que soy la reina de los conjuntos!). Encuentro que es una de las (muchas) ventajas que tiene el hecho de coser y que me diferencia del resto. Y ahora que he empezado con los talleres aún estoy más contenta, más actividades que marcan la diferencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *