Mi barrio

Desde que empecé con la tienda me han pasado cosas muy chulas como reencontrarme con gente que hacía años que no veía, ampliar mi red social en el barrio y conocer a un montón de compañeros tenderos con los que compartir los altibajos de nuestra profesión.
Llevaba ya unos meses en la tienda cuando entró una chica a comprar un regalo y cuando me miró me di cuenta que era Anna, una compañera de clase de primaria (yo soy de las que hizo EGB, pero mejor decir primaria, que si no, se ven los años que tengo, je je…) que hacía mucho tiempo que no nos veíamos. Total, que resulta que ella tiene un local de estética y salud muy cerca de la tienda, y desde ese momento nos hemos reencontrado. Nos hizo tanta gracia que hasta hizo venir a su madre a verme, ya que yo había ido muchas veces a su casa (y ella a la mía) y la recordaba mucho. Fue una visita muy emotiva, me emocioné un montón, volví a mi infancia y a todos los buenos recuerdos que tengo del colegio.
Y esto nos ha llevado a volver a estar en contacto, ahora sí que más que nunca mi barrio me parece un pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *