En qué invertir en las rebajas

Esta semana han empezado las rebajas oficialmente y os hago una lista de piezas muy prácticas en las que podéis invertir y lucir también durante la primavera, que acabamos de empezar el año y el verano todavía nos queda lejos:

1.Camisa blanca: un clásico entre los clásicos. A mi personalmente me gustan debajo de los jerseys o de las sudaderas. Quedan bien en todo tipo de siluetas y podemos comprar alguna un poco más desestructurada, también. La única pega que veo es el tema de la plancha, que es mi archienemiga e imprescindible con este tipo de camisa.
2.Un traje chaqueta: y mejor si es de chaqueta y pantalón. Actualmente ya no son tan formales, los podemos encontrar en estampados de tendencia como los cuadros y con corte diferentes de los tradicionales. Se pueden combinar con calzado deportivo si les queremos dar un twist. Y podemos aprovechar la chaqueta en muchas otras ocasiones.
3.Unos tejanos: los considero una compra obligada y un fondo de armario esencial. Los podemos encontrar de todo tipo: estrechos, con campana, altos de cintura , los “mom jeans” que se ven por todas partes…aquí las opciones son infinitas y está bien tener dos o tres diferentes. De color azul, eso sí.
4.Un vestido estampado: a mi personalmente me gustan mucho los estampados de flores, pero se aceptan todo tipo de estampados.Con una sola pieza ya tenemos el look prácticamente listo y para esos días que no queremos pensar es un must.
5.Un mono: que es la versión del vestido con pantalón. Si bien se ven más durante los meses de calor, la verdad es que la versión de pantalón largo quedan la mar de bien. Y pasa como con el vestido, te vistes con una sola pieza y no requiere demasiado esfuerzo.
6.Una pieza de animal print: y puede ser cualquier pieza de vestir, que el estampado animal ha vuelto con fuerza y esta temporada hemos visto de todo en este dibujo: desde pendientes a zapatos pasando por camisas, faldas y pantalones.
7. Esos zapatos: a principio de temporada lo más recomendable es comprar los zapatos cómodos que llevarás durante la temporada, negros y todo terreno. Pues ahora ha llegado el momento de comprar esos zapatos que son más especiales, quizás no les sacarás tanto rendimiento, pero que rematan los outfits más arreglados.

Cuando el arte inspira la moda

Cuando pensamos en diseñadores que se han inspirado en el arte para crear sus colecciones podríamos empezar con Yves Saint Laurent y su conocido vestido inspirado en Mondrian. El vestido, creado en el 1958, con bloques de los mismos colores que los que caracteizan Piet Mondrian, se bautizó como “Mondrian”, no se rompió los cuernos pensando en su nombre.Este modista contaba con una colección personal de obras de arte muy importante a la que muchas veces recurría para inspirarse.
Hay influencias en su obra de pintores como Matisse, Tom Wesselmann, Picasso y Vincent Van Gogh.
Lanvin creó sus dos colores insignia a raiz de un cuadro:”La Anunciación”.
Madeleine Vionnet (la creadora del corte al bies) se sintió atraída por el cubismo y lo estampó en sus vestidos de noche. Elsa Shiaparelli colaboró directamente con Dalí, que le dibujó para ella langostas, un zapato con forma de sombrero, bolsas con forma de teléfono y guantes con uñas decoradas. Arte y moda han ido siempre de la mano y hasta en el año 2018 cuatro nombres importantes han creado sus colecciones inspiradas en cuatro artistas icónicos.
-Vans y Van Gogh: la marca de ropa preferida por los skaters ha hecho una colección basada en cuatro cuadros del pintor holandés en colaboración con el Museo Van Gogh de Amsterdam.
Así han conseguido que el arte del pintor holandés sea asequible para los milenials, a la vez que consiguen llevar a la calle piezas llenas de significado.
-Versace y Kandinski: este año hemos visto a modelos y cantantes como Gigi Hadid o Dua Lipa lucir unos monos con los estampados del pintor precursor de la abstracción.
-Versace y Warhol: no es la pimera vez que Versace se fija en el artista del pop art. Este 2018, aprovechando que se cumplían 20 años de la muerte del diseñador, se recuperaron estampados de Warhol en los vestidos de la firma.
-Gucci e Ignasi Monreal: única colaboración con un artista contemporáneo y vivo. Joven y barcelonés, para rematar. Monreal, que ya había colaborado con la firma el 2015, creó una serie de imágenes para una edición limitada de camisetas de la firma italiana, con mucho éxito.

Imagen de www.freepik.com

Mi 2018 como tendera

Cuando llega fin de año, ves que todas las televisiones empiezan a hacer resúmenes de las noticias y hechos que han pasado durante el año y me hacía gracia hacer un poco lo mismo, en formato más personal. Este 2018 empezó la mar de bien, con las rebajas, que siempre son un incentivo para la venta. Después del tsunami de Navidad y Reyes siempre va bien el tema de las rebajas. También me inicié con el tema de los talleres, que me apetecía mucho y la verdad es que van surgiendo con regularidad. Me gusta mucho pasar un rato con gente a la que le encanta coser y ver como se van la mar de contentas con una bolsa que se han hecho.
He participado en un programa de Barcelona Activa donde me han ayudado mucho a orientar la tienda hacia donde quería, la verdad es que contar con asesoría externa funciona muy bien, porque yo veo las cosas de una manera y contar con visiones externas que son diferentes a la tuya es muy refrescante. Gracias a este programa celebré el tercer aniversario de la tienda ofreciendo unos talleres de estilismo gratis para las diez primeras clientas que vinieran a pedirlo. También contraté a una ilustradora para que me decorara los cristales con motivo de la efeméride. También me he atrevido a hacer el primer showroom en colaboración con otra marca y la verdad es que, aunque pasé muchos nervios (no lo puedo evitar) fue la mar de bien. Y de cara al año que viene, quiero hacer alguno más, ya lo iremos viendo.
Con el Cor d’Horta también hemos estado bastante activos este año y una de las acciones que más me gustaron y que fue un éxito total fue una tarde donde, con la colaboración de una artista plástica, convertimos la tienda en una galería de arte por un rato. Y he cedido parte del vestuario para un corto que se ha hecho sobre el pequeño comercio. También he participado en los diferentes “Comerç al carrer” que hemos hecho y en la feria que se organizó en las Fiestas de Horta. Ya sabéis que a mi el tema ferias siempre me ha llamado mucho la atención.
Y con esto y las novedades que estoy preparando para el año que empieza la verdad es que pienso estar bastante entretenida durante el 2019.

Ciudades de moda

Hay ciudades que van más avanzadas que otras en moda, hasta con años de distancia, a causa de su mentalidad, cultura y predisposición natural. Si hablamos de Europa tenemos claro que las ciudades que marcan el ritmo en cuanto a moda son París, Londres y Milán. Las semanas de la moda de estas ciudades llenan las revistas con sus colecciones. Después hay las ciudades donde viajan los cazadores de tendencias, los conocidos como coolhunters. Son profesionales que se dedican a hacer previsiones sobre los cambios o nuevas tendencias en el mundo del diseño y la moda. Son personas formadas en arte, diseño, sociología y otras variantes que detectan las tendencias emergentes en todo el mundo y las analizan para adaptarlas al diseño. Y lo hacen a pie de calle, viajando por todo el mundo. Y las principales ciudades que marcan tendencias sociales y de consumo a nivel mundial son Londres, Tokyo y Nueva York.
Después hay ciudades denominadas “hot cities”, donde también se encuentran las ciudades americanas como San Francisco, Chicago, Boston y Los Ángeles. Esta última está viviendo un momento muy importante en cuanto a moda. Tiene diseñadores locales muy importantes como Jeremy Scott o Rodarte y hasta Heidi Slimane se trasladó allí en 2012 y dirigió Givenchy desde la ciudad de las palmeras, hecho que en Francia no sentó demasiado bien, como os podéis imaginar. Y hemos ido viendo como grandes firmas como Louis Vuitton, Dior y Stella McCartney han presentado sus colecciones en la ciudad. También han surgido marcas emergentes, ya que se ha ido consolidando un distrito de la moda donde las marcas se han instalado atraídas por las buenas condiciones económicas de montar una empresa. También hay que comentar que las principales blogueras del mundo han hecho las maletas y se han instalado en la ciudad, para trabajar desde allí. Son los casos de la italiana Chiara Ferragni y Kristina Bazan, que es de Bielorussia. Ahora veremos como evoluciona esta ciudad, que está viviendo un muy buen momento en moda y sonde surgen constantemente nuevas marcas.
Volviendo a las ciudades que son generadoras de tendencias, dentro del panorama nacional, Barcelona sigue siendo su principal fuente.

Imagen de www.pexels.com

Música: artistas que marcan tendencia

Considero que,actualmente, los artistas musicales están muy relacionados con la moda, son muchos los que marcan tendencia y también los hay que colaboran en colecciones con marcas de moda o directamente hacen sus propias colecciones. Estos días Rosalía es una cantante muy mediática que colabora con diseñadores de renombre y tanto en sus actuaciones como en los vídeos musicales se ve la importancia que le da a la moda, es una faceta más de su presencia artística.
Pero yo querría hablar de tres artistas que en su momento marcaron tendencia y que después marcaron estilo, con una gran influencia tanto en la pasarela como en la calle. Son David Bowie, Michael Jackson y Madonna.
Bowie fue el primero en atreverse con monos entallados con estampados de mil colores, botas de charol de colores llamativos y chaquetas con hombreras marcadas y solapas enormes. Givenchy en el año 2010 hizo la misma chaqueta rayada con las solapas que llevaba Bowie como Ziggy Stardust. Miu Miu en el año 2012 también se inspiró en “Life in Mars” para su colección (¿recordáis el traje azul turquesa con el maquillaje a conjunto?)
Michael Jackson marcó un antes y un después. Nos dejó la chaqueta militar decorada con pasamanería, el sombrero, el guante de lentejuelas y los calcetines blancos. Balmain en el año 2009 en su colección de otoño se inspiró fuertemente en el rey del pop.
Y finalmente, Madonna, que fue in icono de estilo en los años 80 y lo continua siendo cuarenta años más tarde, en una evolución constante. Durante la década de los años 80 fue la precursora de llevar el pelo despeinado, los labios rojos, minifaldas con leggins, medias rotas, tules y transparencias. Cruces, corsés y perlas formaban parte de su fondo de armario. En los años 90 evolucionó hacia símbolo sexual e incorpora vestidos ajustados y corsés diseñados por Gaultier, que le hace el vestuario para su “Blonde Ambition tour” del año 90. A partir de 2004 , coincidiendo con el disco “American Life” empieza a lucir looks más sencillos, pero con un estilo sexy y provocativo. Y así sigue, solamente hay que ver la importancia que da al vestuario en sus giras y actuaciones. Este año ha cumplido los 60 y continua en constante evolución, sin dejar de ser la Reina del Pop, en mayúsculas.

Imagen de www.freepik.com

El cine como generador de estilo

El cine es un medio que genera estilo, inspira tendencias, sirve de inspiración para firmas y muchas veces es un escaparate para diseñadores.
En algunos momentos de la historia, el cine y con posterioridad la televisión, han sido la principal fuente de referencia para la sociedad y de ello han surgido modas y tendencias.
La moda característica de los años 50 empieza el año 1947 con el estreno de “Gilda” y la mítica escena del guante, que no solamente suposo un escándalo si no que suposo un nuevo prototipo de mujer potenciado por dior.
La década de los 60 fue Brigitte Bardot quien marcó tendencia, dentro y fuera de la pantalla. En los años 70 fue la era de Tony Manero, personaje interpretado por John Travolta en “Fiebre del sábado noche” que puso de moda las camisas ceñidas y los pantalones de campana.
En los años 80, la televisión (sobretodo la americana) entra con fuerza y series como “Falcon Crest” o “Miami Vice” se vuelven referentes (en esta última, todos los hombres empezaron a llevar americanas arremangadas sobre camisetas de punto).
En los años 90, las series como “Melrose Place” y “El príncipe de Bel Air” son una gran influencia de nivel planetario. Cuando se estrenó “Matrix” en los cines suposo una revolución estética y los looks que aparecen en el film, looks en tonos negros y el cuero como tejido estrella acabaron llegando a las pasarelas y, posteriormente, en las calles.
Últimamente hay diseñadores de renombre que se han encargado de hacer el vestuario de películas, como el caso de Prada y Salvatore Ferragamo que se encargaron del vestuario y del calzado de Nicole Kidman en “Australia”, film de 2008. Prada también se hizo cargo del vestuario de la película “El Gran Gatsby”, estrenada el año 2013.
Durante los primeros añs del siglo XXI la televisión también se ha relacionado con la moda, como por ejemplo las series “Sex in the city” y “Gossip Girl”, las dos ambientadas en Nueva York y donde la moda que lucen sus protagonistas son prácticamente un personaje más.

Imagen de www.pexels.com

Y ya van tres

Estos días estoy a punto de cumplir tres años con la tienda y ya sabéis que de vez en cuando me gusta hacer un poco de reflexión. Esta temporada ha costado un poco arrancar, aunque el tiempo nos acompaña porque de hecho, ha sido la primera castañada, en mucho tiempo, que hemos celebrado en manga larga. Pero todavía no sé qué pasó, si por el tiempo, o quizás el Black Friday, que noviembre ha estado un mes complicadito.
Tengo sentimientos contrapuestos hacia esta celebración del Black Friday. Por un lado, quiero vender, esto está claro, pero por otro lado no me convence esto de hacer descuentos constantes si al final estoy viviendo del margen. Tengo unos gastos fijos que me genera tener un negocio y no me hacen descuento por estar en una determinada fecha del calendario. Pero sorprendentemente la última semana fue una locura y lo rematamos con un Comercio en la calle este último domingo que, contra pronóstico, fue un éxito de ventas y también de visitas.
Durante estos tres años, he cocido a mucha gente que me encanta, los tenderos de mi barrio son ahora mis compañeros, he visto pasar a los Reyes Magos por delante de la tienda, he llegado a la cena de Nochebuena reventada, pero muy feliz de trabajar tantísimo durante el día, he convertido la tienda en una galería de arte por una noche, he vestido a dos novias y he cedido vestuario para un cortometraje. Ahora tengo previsto hacer presentaciones de colección y talleres de estilismo, así que deseadme suerte.
El otro día un amigo me preguntó si no era aburrido estar tantas horas en la tienda y la verdad es que no. Siempre hay cosas por hacer: a parte de tener la tienda organizada, me gusta tener las redes sociales actualizadas (estoy ligeramente enganchada en instagram), intento tener tiempo para coser un rato e ir confeccionando piezas y también escribo un post para el blog cada semana. O sea que a menudo me falta tiempo.

Psd de fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Tendencias de otoño invierno

Aunque soy partidaria de seguir el estilo personal de cada uno, me gusta estar enterada de las tendencias y adaptarlas a mi manera de vestir. Ya sabéis que el estilo de la ropa que yo tengo en la tienda no sigue las tendencias al pie de la letra, pero encuentro que vale la pena hablar de ellas en este post. Las tendencias que ya hemos visto en las pasarelas y que veremos en la calle (o no, que esto nunca se sabe) son las siguientes:

-Pantalones anchos y de tiro alto, que son los que más estilizan, así que estamos de enhorabuena. En cuanto a los estampados, bien chillones y también lisos en colores más clásicos como beige, negro o camel.
-Los trajes se llevan un par de tallas más grandes con estética oversize y marcando espalda ancha.
-Los cuadros mandarán y los estampados tipo pata de gallo y Gales, que ya se llevaron el año pasado, vuelven con fuerza.
-Animal print: y en todas partes, encontramos abrigos de piel artificial con estampado animal, chaquetas, faldas, vestidos, zapatos y hasta pendientes, que los tengo en el escaparate. Y en este estampado encontramos toda la selva: tigre, serpiente, cebra…
-Botas de cowboy: tendencia que nos llega del Norte de Europa y que estamos viendo combinado con vestidos midi. Son de los complementos que vuelven una y otra vez.
-Desaparece la estética monocolor en bloque, así podemos jugar un poco más con las combinaciones.
-El color marrón también es un clásico de esta época del año, aunque tal tendencia marca el marrón chocolate como protagonista.
-Rosa palo: el invierno pasado ya apareció con fuerza y parece que tenemos para rato. A mi es un color que no me puede gustar más, pero para gustos tenemos los colores.
-Lentejuelas: desaparecen los colores metalizados, pero las lentejuelas se mantienen. Y en looks de día, combinados con otras piezas que no sean de fiesta.

Imagen de www.pexels.com

Tipos de tejidos (segunda parte)

Seguimos con la descripción de los tipos de tejido que iniciamos en el post anterior:

Cashmere: es un tejido muy lujoso porque viene de unas cabras muy exclusivas. Ya sé que hace gracia el tema de cabra exclusiva, pero es una raza muy reducida, de aquí su alto precio. Normalmente se mezcla con otras fibras y se utiliza sobretodo la confección de cardigans, estolas y piezas de abrigo.
Tafetán: tejido originalmente de seda, con una superficie satinada y que parece un tejido arrugado. El aspecto es rígido y es una tela gorda, con tornasol metalizado o con otro color. También puede ser sintética y se utiliza para vestidos de fiesta.
Shantung: tejido que imita la seda salvaje en los nudos de la trama, con un acabado muy característico. Es sedoso, ligero y con una suferficie en relieve.
Organza: es similar al tafetán, pero más rígido y transparente. Lo vemos muchas veces en vestidos de novia.
Mikado: es un tejido de seda natural muy grueso, con una textura ligeramente granulada y mucho cuerpo. También lo encontramos en la confección de vestidos de novia.
Terciopelo: tipo de tela muy suave, con caída y brillantez variable si se pasa la mano por encima. Los hilos se distribuyen uniformemente, con pelo corto y denso. El buen terciopelo es de seda, aunque ahora mismo hay versiones de poliéster.
Pana:tejido grueso y de tacto similar al terciopelo, pero con un característico acabado en forma de rallas en relieve. Se fabrica en algodón y se usa para piezas de invierno.
Piqué: tejido fraccionado en doce hilos, normalmente usado con hilo de algodón, que se caracteriza por la mitad de los hilos levantados de cada sección cambia alternativamente en cada pasada.
Presenta un acabado en relieve en forma romboidal. Se usa en la confección de ropa infantil, pero hay una marca de polos con logo en forma de cocodrilo que hace la mayoría de sus piezas en este tejido.
Blonda: tejido formado por hilos de seda, algodón, lino, oro o plata, torcidos o trenzados. Hay diferentes tipos de blonda: chantilly, guipure, soutache…
Franela: es un tejido suave que se puso de moda con el grunge de los años 90. Es el tejido de la característica camisa de cuadros de leñador. Da calor, es resistente y durable.
Damasco: es el tipo de tejido en el cual por un lado la trama sirve de fondo y la urdimbre forma los dibujos y por otro lado se ve del revés. Se considera que la cara tiene el fondo brillante y los dibujos mate. Los dibujos son de tipo barroco, muchas veces de flores y animales en tonos dorados, en contraste.
Tartán: tipo de tejido de origen escocés (¿recordáis las faldas escocesas?).Suelen ser de color rojo o verde y normalmente se usa en invierno.
Paisley: motivo de tipo vegetal también de origen escocés (de aquí el nombre) y que presenta unas figuras redondas en forma de gota de agua. Es un estampado psicodélico y que tiene el origen en India.
Pata de gallo: tela gruesa con estampado bicolor que se caracteriza por la repetición de pequeñas figuras abstractas de cuatro puntas que parecen cuadrados partidos.

Tipos de tejidos (primera parte)

Hay muchos tipos de fibra, tanto naturales como artificiales que posibilitan la creación de multitud de tejidos con características diferentes.

Seda: fibra natural producida por los famosos gusanos de seda antes de terminar su metamorfosis. Tiene una textura suave y lisa, es una de las fibras naturales más fuertes y es sensible a la luz del sol, se debilita si se expone demasiado a la luz del sol.
Lana: fibra natural que se obtiene a partir de las ovejas. Es ignífuga y resistente. También es elástica y flexible y mantiene nuestra temperatura corporal.
Algodón: es un tejido hecho de la planta del mismo nombre. El algodón representa el 45% de la producción mundial total de fibras textiles. Es un tejido muy resistente, aunque hay diversas calidades. Para su fabricación se necesita mucha agua, por eso es más recomendable el algodón orgánico, siempre más respetuoso.
Satén: es un tejido hecho de algodón, brilla por la parte exterior, característica que se consigue con los hilos tramados. Se utiliza en corsetería, camisones y vestidos de noche.
Tweed: es el tejido característico de las chaquetas Chanel. Es un tejido de lana cálida, áspero y resistente.
Lino: se compone principalmente de celulosa y acostumbra a ser blanco o de colores claros. Absorbe mucho el agua, sin que al tacto se note húmedo. Se usa sobretodo en verano, ya que la fibra es buena conductora del calor y otorga cierta sensación de frescor.
Tul: tejido ligero, pero rígido que parece una reja pequeña. Normalmente se confecciona en seda de calidad. Hay liso y también bordado o trabajado, y también hay microtul, con la trama casi imperceptible.
Muselina: tela muy fina, con mucha caída y prácticamente transparente. Puede ser de tejidos naturales como seda, lana o viscosa y también tejidos sintéticos.
Crepe: es un tejido que se distingue por una superficie ligeramente granular y arrugada.
Georgette: tela semitransparente, con mucha caída. Originalmente, se confecciona de seda, pero también la encontramos en fibras sintéticas. Presenta una superficie ligeramente arrugada que se genera por la alternancia del hilado con fibras retorcidas.
Lycra: es una fibra sintética patentada, su nombre es una marca registrada, muy elástica.
Punto: es un método para tejer con lana , aunque a veces se utilicen también otros tejidos como el algodón. Muy elástico, que muchas veces se refuerza con elastán.
Poliéster: es un tejido sintético que proviene del petróleo. Se parece a la gasa o a la seda y es uno de los más usados por la industria low cost.