Puertas abiertas

Con la llegada del buen tiempo tengo la puerta de la tienda abierta, cuando llega el calor ya cierro y me quedo dentro hasta la llegada del otoño. Esto de tener las puertas abiertas hace que oiga comentarios que hace la gente que mira el escaparate. Supongo que no todo el mundo es consciente , para bien o para mal, que se oye todo lo que dicen y, la verdad, es que muchas veces es divertido. Se oye de todo, señoras que dicen “mira, como los vestidos que teníamos nosotras de jóvenes” a señores que dicen “Qué bonito, qué vestido más bonito” y me suben la moral hasta arriba del todo, a niñas pequeñísimas que comentan los colores de la bisutería que ven. También hay comentarios negativos, pero estos hoy me los salto. Es un canal de información de donde me llegan las opiniones y gustos de la gente, tengo mi propio estudio de mercado, actualizado y sin filtros, a cada minuto. Y esto no hay dinero que lo pague!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *