Un año después

Un mes después de poner en marcha la web surgió la oportunidad de abrir una tienda física, pasó una cosa de esas que parece que los planetas se posicionen en línea y que el viento sople a favor. Una de las tiendas para las que cosía se traspasaba y era la tienda soñada: pequeña, de estilo vintage, con la clientela ya hecha y cerca de casa.No se me podía plantear una ocasión mejor y ya sabéis que lo que pasa con las oportunidades cuando se presentan, que hay que aprovecharlas.
Y así fue, en quince días lo hicimos todo y me encontré detrás del mostrador. La verdad es que fue un cambio muy radical. Entonces mi padre enfermó y en tres semanas, de un modo totalmente inesperado, falleció. Al principio fue un periodo muy complicado, con un negocio que empezaba y una etapa personal que terminaba. Ahora que lo veo desde la distancia puedo decir que la tienda me salvó, que el tener una rutina y un montón de cosas para hacer me hizo tener un ritmo que no me permitió aflojar. Y ahora que ya ha pasado un año y quiero coger un nuevo ritmo, como por ejemplo escribir un post a la semana y dar más visibilidad a la web.Y este es el primer post de esta nueva etapa.

IMG-20161010-WA0006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *