Todos los accesorios que necesitaremos este verano

Este verano será diferente por motivos obvios. Aún no tenemos claro como iremos a la playa o si podremos irnos de vacaciones muy lejos. El primer cambio lo encontramos en la incorporación de la mascarilla como novedad completamente imprescindible. Mira que a mi me hacía gracia cuando por el centro veía las turistas asiáticas con mascarilla y miradnos ahora. Encuentro que las mascarillas azul de la farmacia son un poco feúchas y que, con todas las garantías, podemos llevar mascarillas más chulas. Con tela de 100% algodón y filtro, yo las confecciono lisas y estampadas y me gustan coordinadas con la ropa que llevamos.
Otro accesorio que en verano detrás del verano vuelve a aparecer son las pulseras. En invierno no las llevo porque molestan con las mangas y prácticamente no se ven, pero en verano unas cuantas pulseras de colores animan cualquier outfit.
Las gafas de sol también pueden determinar un look. Desde las clásicas a las más de tendencia, el rango es muy grande. Yo soy un poco más clásica y me gustan atemporales, así me duran varias temporadas, pero las marcas se las arreglan para sacar novedades cada año. Claro que con el tema mascarilla y gafas ahora será difícil que nos reconozcamos por la calle. Pero vamos, que nos acabaremos acostumbrando.
En un post anterior ya avancé que los scrunchies serían el complemento del verano y la verdad es que lo serán, con permiso de las mascarillas. Los scrunchies con los colores del verano llenarán nuestras melenas. Y podemos tenerlos de diferentes colores, para así combinarlos con diferentes outfits. Seguimos con el pelo, ya hace cierto tiempo que nos ven los pasadores de perlas con letras, nuestras iniciales o alguna palabra de moda (o el nombre de alguna firma de lujo). Los anillos son también un accesorio de los que llevamos todo el año y en verano quizás podemos encontrarnos con los modelos más llamativos. Un anillo con una piedra muy colorida o quizás diversas vueltas de metales diferentes serán piezas que veremos y mucho este verano.
El cinturón siempre es una pieza que , si bien no es imprescindible, siempre favorece y hace que el outfit se vea más claro. Siempre recuerdo a mis clientas que todo mejora con un cinturón y lo creo firmemente, que un vestido con y sin cinturón puede cambiar totalmente el look.
Un pañuelo de seda, que no un foulard, un pañuelo pequeño que nos podemos poner en el cuello con un nudo y que nos dará un aire Audrey Hepburn puede quedar muy vistoso. Digo que no al foulard porque nos dará mucha calor, aunque por las noches y dependiendo de donde estemos pasando las vacaciones, nos puede ser de gran ayuda.
Los sombreros son una pieza que cada verano vuelve a nuestro armario. A mi personalmente me tiene el corazón robado el borsalino, un modelo más intemporal y que es fácilmente combinable. Sombreros hay para todos los gustos y materiales: de tela, de rafia, gorras, etc.
Y el otro día una clienta me recordó la existencia de los turbantes, que ya sabéis que cada verano los confecciono desde hace un montón de años y que este año los volveremos a ver, de eso estoy más que segura.
Y no me estoy olvidando de los pendientes, que considero que se merecen un post por sí mismas, así que ya sabéis de qué hablaré la semana que viene.

Imagen de www.pexels.com